Premios BiC

Las herramientas que proporciona la opción de la temedicina “darán un salto hacia delante de 5 años a raíz de la crisis del coronavirus”, ha señalado el director de la Unidad de eHealth del centro tecnológico Eurecat, Felip Miralles. Una situación que recuerda por el Día Mundial de la Salud y que, según el experto, “situará sus prestaciones reales al nivel del potencial que ofrece”.

La actual crisis sanitaria del coronavirus ha hecho evidente “la necesidad” de nuevas herramientas y nuevos medios. En este sentido, la telemedicina ayudaría a “poder tratar a los pacientes en todas sus fases”, señala Miralles.

La prevención de contagios, el diagnóstico precoz o la atención domiciliaria son algunas de las ventajas que ofrece este método. Además, la telemedicina aporta “funcionalidades clave” como la modelización, el seguimiento del proceso clínico y “la posibilidad de ayudar de manera más rápida y eficiente”, destaca.

La recogida de datos puede proveer de herramientas de decisión que se desarrollen “en tiempo real y que sean más informadas”, para poder gestionar la salud “basando en datos y no con la intuición”, expone Miralles.

Inteligencia artificial

En este sentido, la aplicación de la Inteligencia Artificial puede enriquecer y extender modelos epidemiológicos que “contribuyan a tomar acciones de salud pública”, afirman desde Eurecat.

Las recomendaciones de prevención y recopilación de síntomas pueden abrir la posibilidad de “enriquecer” herramientas de selección tanto en urgencias como en unidades de cuidados intensivos (UCI).

Estas funcionalidades podrían evitar que casos que no son graves acudan al hospital. Esto sería posible a través del seguimiento de las constantes del paciente, diferentes variables fisiológicas o medidas de temperatura y oxigeno en la sangre. Todo ello en combinación con videoconferencias y servicios de mensajerías.

Una vez que el paciente ya esté diagnosticado, es posible realizar acciones de monitoreo remoto para poder seguir la enfermedad vía cuestionarios. Así como la toma de variables mediante dispositivos médicos sencillos.

Proyectos en telemedicina

En este sentido, desde Eurecat han desarrollado un sistema de telemonitorización, denominado Ekenku. Este modelo sirve para el seguimiento de las constantes en casos de enfermos crónicos complejos o de pacientes que requieren de esa atención. Este sistema podría utilizarse después de episodios agudos o antes y después de una intervención.

El sistema Ekenku puede tomar parámetros como la tensión, el peso, las pulsaciones, los niveles de glucosa o la temperatura, además de establecer consultas virtuales con conexión a Internet.

En relación a los pacientes que deben someterse a una cirugía, Eurecat participa en el proyecto Paprika, que tiene como objetivo mejorar los resultados en salud y la calidad de vida de los pacientes. Para ello, utiliza un programa de entrenamiento personalizado y adaptado que permite una mejor preparación con el apoyo tecnológico.

A nivel europeo, el centro tecnológico también ha tomado parte del desarrollo de CONNECARE, una solución basada en “la medicina de las 4 pes”: participativa, personalizada, predictiva y preventiva.

También existen proyectos telemáticos relacionados con el tabaquismo, el consumo de alcohol para afrontar cirugías o de atención a pacientes oftalmológicos.


Noticias relacionadas: