“Medtronic es una compañía de tecnología médica líder a nivel mundial y también en España; estamos en funcionamiento desde hace 60 años, tratando 70 tipos de enfermedades distintas con dispositivos y tecnología en casi todas las especialidades médicas”. Así define Francisco de Paula, director de Estrategia de Medtronic Ibérica la línea de trabajo de la corporación.

Más allá de centrarse en una o en varias especialidades, se enfocan en la manera de tratarlas. En palabras de De Paula, “en los últimos 25 años cada vez trabajamos con más intensidad, poniendo el foco en tres cosas: actuar con mínima invasión en el cuerpo del paciente; ambulatorizar todo aquello que antes era imprescindible tratar en el centro hospitalario; y el control remoto de los pacientes”.

Mejora de la sostenibilidad

Con estos tres cimientos, la compañía trabaja con los objetivos de “mejorar el resultado clínico y la experiencia del paciente”, como apunta el director de Estrategia en España. También, insta a tener en cuenta que con estos métodos de tratamiento “el abordaje es mucho más llevadero para el sistema sanitario; no solo por lo que se ahorra en costes directos, sino también en costes asociados como la pérdida de tiempo o los desplazamientos que tienen que realizar los pacientes”.

En este sentido, De Paula enumera algunos ejemplos, como “el control remoto del paciente con marcapasos o las bombas de diabetes con medidores muy próximos al páncreas artificial”. Respecto a las herramientas que la compañía ha desarrollado en cuanto a procesos mínimamente invasivos, resalta “la implantación de válvulas cardiacas por vía endovenosa y permite que una vez colocado, el paciente pueda ir a casa en pocas horas o la realización de endoscopias a través de una cápsula que al tomarla toma fotografías de las zonas sospechosas de lesión, detectadas por inteligencia artificial, y que se envían a través de bluetooth”. En definitiva, como detalla De Paula, todos estos dispositivos tienen un mismo destino: “acceder a sitios reducidos con mucha precisión, evitando sangrados y otras complicaciones”.

Entre los avances obtenidos por Medtronic, varios de ellos se han encaminado a cambiar radicalmente la cirugía. “Todo el cambio de la cirugía abierta a laparoscopia, por orificios naturales o pequeñas incisiones es un gran avance”, remarca De Paula.  

Impacto de la pandemia

“Tanto interna como externamente, la COVID-19 ha sido un agente desconocido, duradero y que ha generado mucha incertidumbre”, indica De Paula. “El impacto ha sido muy grande porque aunque nosotros tuviésemos que cerrar nuestras oficinas, los hospitales seguían requiriendo de nuestros servicios”, precisa.

Francisco de Paula, director de Estrategia de Medtronic Ibérica

De Paula considera que Medtronic también ha realizado sus contribuciones en la lucha contra la pandemia. “La compañía también fabrica respiradores y durante los primeros mese fuimos capaces de duplicar la producción, lo que era complicado por diversos factores”, detalla. Asimismo, expresa que “Medtronic cedió la patente para que toda aquella empresa que tenga capacidad, pueda fabricarlos y dar respuesta a la demanda; en total se realizaron 200 descargas de la misma, por lo que creemos que esta acción ha sido útil”.

Otro de los puntos en el que ha repercutido la pandemia es en la sensación de seguridad de los pacientes en el ámbito hospitalario. A este respecto, De Paula explica que Medtronic se ha unido a la iniciativa ‘Os Cuidamos’, que parte de la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación (SEDAR) y la Asociación Española de Cirujanos (AEC). El objetivo de la misma es ayudar a recuperar la confianza en los quirófanos a los pacientes. En este sentido, De Paula señala que ambas entidades “desarrollaron protocolos de seguridad, y una vez validados se presentaron a la opinión pública para que vieran que había certezas y garantías al operar a los pacientes”. En definitiva, asevera que gracias a acciones como esta “los quirófanos están seguros, los protocolos son útiles y el paciente tiene que sentirse tranquilo”.

Digitalización del sistema sanitario

Para De Paula, “la combinación de tecnología médica y tecnología digital es el futuro”. Mediante el desarrollo y mejora de los dispositivos médicos disponibles en la actualidad, el objetivo es que cada vez se le pueda sacar más rendimiento a los mismos. El director de Estrategia ejemplifica que “hay dispositivos, como los de control de la diabetes, en el que esta combinación de tecnologías es brutal”. A este respecto desarrolla que “estas herramientas van aprendiendo los hábitos, que pueden ser útiles sobre todo para pacientes con recomendaciones específicas de consumo de glucosa, y pueden ser de gran utilidad para los pacientes que los utilizan y ahorrar recursos del sistema sanitario”.

Con todo esto, De Paula marca varios objetivos para la compañía. A corto plazo, cree que urge “recuperar a aquellos pacientes que no pudieron operarse porque había otros que tenían prioridad, utilizando las herramientas necesarias para que no queden desatendidos”. Mirando un poco más allá, a medio plazo, indica que “los desafíos pasan por la digitalización y el acceso, superando las barreras existentes al adoptar la innovación”.

Con la vista puesta en el futuro, De Paula afirma tajante que “a largo plazo el desafío es la prevención”. Siguiendo este hilo agrega que el foco debe dirigirse “a disponer de tecnología médica para predecir enfermedades o detectarlas de manera temprana, de tal manera que sea más fácil tratarlas”.


También te puede interesar…