Con la mirada puesta en la incidencia del SARS-CoV-2, todas las herramientas al alcance por frenar la progresión de la enfermedad son bienvenidas. Recientemente, The New England Journal of Medicine ha publicado los resultados intermedios del estudio de fase III COMET-ICE, que evalúa sotrovimab, anticuerpo monoclonal de GSK y Vir Biotechnology, frente a la Covid-19 en pacientes de alto riesgo en las primeras etapas del curso de la enfermedad.

Manuel Crespo del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Bellvitge y uno de los investigadores de este estudio (participó en su etapa en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo) analiza con GM estos resultados. “Se ha comprobado que la eficacia de este fármaco era muy superior”. Crespo recuerda que los resultados finales del estudio se publicaron este verano, ahora, por tanto, lo que se ha dado a conocer son los resultados de este análisis intermedio.

Factores de riesgo

“En el estudio se incluyeron pacientes a los que se le había diagnosticado infección por SARS-CoV-2, que tenían síntomas de COVID, que estaban en los primeros cinco días, es decir, en la fase precoz de la infección y tenía una infección leve”. En este sentido, aclara: no necesitaban oxígeno, ni requerían ingreso hospitalario. Sin embargo, sí tenían algún factor de riesgo de progresión de la infección.

Como apunta el experto, entre los factores de riesgo se encontraban: que tuviesen 55 años o más, o bien alguna de enfermedad de riesgo como la diabetes mellitus; pacientes obesos con índices de masa corporal superior a 30; o pacientes con una enfermedad pulmonar, cardiaca o renal crónica.

Los datos de eficacia

En este análisis intermedio de COMET-ICE, que se llevó a cabo en adultos de alto riesgo con Covid-19 sintomático, la reducción del riesgo relativo de hospitalización (durante> 24 horas) o muerte entre los pacientes que recibieron una dosis única de 500 mg de sotrovimab y los que recibieron el placebo fue del 85 por ciento. Como apuntan los autores en esta investigación, entre los pacientes que fueron hospitalizados, ninguno de los pacientes que recibieron sotrovimab fue admitido en la UCI, en comparación con cinco pacientes que recibieron placebo; este hallazgo sugiere que sotrovimab previno complicaciones más graves de Covid-19 además de prevenir la hospitalización.

Un tratamiento justificado

Este investigación avanza que sotrovimab es un agente terapéutico potencial en la lucha contra el Covid-19, para el cual sigue habiendo una necesidad médica insatisfecha a pesar del éxito reciente de medidas preventivas como las vacunas. En este sentido, los autores recuerdan que las nuevas variantes; así como los desafíos que siguen existiendo en el acceso a las vacunas justifican la incorporación de este tratamiento en la práctica clínica.

La FDA autorizó su uso de emergencia en mayo. En Europa, está bajo revisión continua de EMA y se espera una decisión en las próximas semanas. Además, es uno de los medicamentos en la cartera de tratamientos frente a la Covid-19 anunciada por la Comisión Europea. Aquí, en nuestro país, lo está bajo el mecanismo de medicamentos en situaciones especiales.