“Si en esta crisis no se han superado los objetivos de cobertura vacunal, ¿qué pasará en futuras campañas?”

José Gutiérrez, coordinador del Grupo de Trabajo de Vacunas de la SEGG, hace balance de la campaña de vacunación frente a la gripe

421

La última campaña de vacunación alcanzó cifras récord en España. Por primera vez se vacunó a más del 65 por ciento de la población mayor de 65 años. Sin embargo, continua siendo una cobertura por debajo de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la sitúa en el 75 por ciento. José Gutiérrez, coordinador del Grupo de Trabajo de Vacunas de la Sociedad Española de Geriatría Gerontología (SEGG), hace balance de la campaña de vacunación frente a la gripe y marca los objetivos para el año que viene.

Pregunta. ¿La población española ha tomado ya conciencia de la necesidad de vacunarse frente a la gripe?

Respuesta. Todo parece indicar que sí. Así lo dicen los datos. Debido a la pandemia, todos esperábamos una cobertura vacunal alta en esta temporada. Sin embargo, aunque la cobertura ha sido superior a la de otros años, en los que se situaba por debajo del 60 por ciento en personas mayores de 55 años, las coberturas no han sido tan altas como esperábamos al situarse en una media del 68,2 por ciento. Solo nueve comunidades autónomas superaron el 70 por ciento de cobertura ideal y dos se han situado por debajo 65 por ciento. La duda que plantea este escenario es que, si en una situación de crisis no se han superado estos objetivos de cobertura vacunal, ¿qué va a pasar en futuras campañas? Ese es el miedo que tenemos los facultativos.

P. ¿Se podría copiar el modelo de vacunación frente a la COVID-19?

R. Se han hecho cosas buenas. Hemos visto que la campaña de vacunación frente al COVID-19 ha introducido nuevas estrategias de vacunación que pueden ser extrapolables y muy útiles para la campaña de la gripe. Por ejemplo, trabajar en la concienciación de la importancia de vacunarse, utilizar las redes sociales y las nuevas tecnologías para captar a la población susceptible de vacunar, habilitar nuevos puntos como los vacunódromos o los ‘autovacunas’, la vacunación oportunista aprovechando la hospitalización de los pacientes… Todas estas estrategias, que han tenido un éxito notable en la vacunación frente al COVID-19, podrían replicarse para potenciar las próximas temporadas de inmunización frente a gripe.

P. ¿Le preocupa que la población pueda ser más susceptible a la gripe en la próxima temporada?

R. La gripe va a volver. Si controlamos el SARS-CoV-2, ese ‘nicho’ volverá a ser ocupado por la gripe posiblemente en el invierno de 2021. Pero es muy difícil aventurar si puede haber una mutación de la gripe, si será más mortal, etc. Pero la gripe va a volver porque es un virus que vive entre nosotros. Espero que vuelvan a aplicarse las medidas de higiene, distanciamiento social y uso de mascarillas en determinadas situaciones, momentos o procesos de riesgo de infección de gripe. Estoy convencido que en determinados espacios, como en el transporte público o en los centros sanitarios, se seguirán utilizando las mascarillas y eso ayudará.

P. ¿Cree que se debería potenciar el uso de las vacunas de inmunogenicidad aumentada?

R. Sin lugar a duda. Tenemos las vacunas coadyuvadas y de altas dosis, muchas de ellas con cuatro cepas. En las personas mayores, que tienen una situación de inmunosenescencia que disminuye sus defensas frente al virus y las consecuencias de la infección, y tienen una inflamación sistémica que aumenta las hospitalizaciones y letalidad, hay que utilizar este tipo de vacunas.


También te puede interesar…