Ómicron, la nueva variante que se detectó por primera vez en el sur de África el mes pasado, preocupa a las autoridades sanitarias por su capacidad de contagio. Esta semana se ha notificado el primer caso de transmisión comunitaria en España.

El análisis genético inicial de más de 200 secuencias disponibles de los aislados de la variante ómicron, incluidos los procedentes de Sudáfrica, Asia y Europa, ha demostrado que no hay nuevas mutaciones en esta variante que puedan alterar la ARN polimerasa viral del SARS-CoV-2.

Gilead, fabricante de remdesivir, el primer antiviral aprobado o autorizado para su uso temporal en aproximadamente 50 países de todo el mundo, entre ellos España, ha llevado a cabo un análisis de la información genética disponible de ómicron y no ha encontrado mutaciones prevalentes adicionales lo que indica este antiviral seguirá siendo activo contra esta variante. Hasta la fecha, la actividad antiviral de remdesivir ha sido confirmada in vitro contra todas las otras variantes del SARS-CoV-2, incluyendo Alfa, Beta, Gamma, Delta y Épsilon.

Remdesivir es el antiviral de referencia para el tratamiento de personas hospitalizadas con Covid-19. Estudios internacionales y nacionales han mostrado que ayuda a reducir la progresión de la enfermedad y permite que los pacientes hospitalizados se recuperen más rápidamente, liberando recursos hospitalarios con el consiguiente beneficio en lo que se refiere a costes en el sistema sanitario.


También te puede interesar…