Premios BiC

El aumento de riesgo de hospitalización por COVID-19 en paciente de riesgo ha sido objeto de análisis dentro del estudio de la red de investigación en inflamación y enfermedades reumáticas (RIER). Según José Luis Pablos, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, “este aumento del riesgo se refiere a determinadas enfermedades reumáticas, no a todas”. Así, este es prácticamente indetectable en las artritis crónicas, mientras es en las enfermedades autoinmunes sistémicas se ve un mayor riesgo.

Así lo ha reflejado en el último seminario del ciclo de webinars de la Sociedad Española de Reumatología (SER) sobre la COVID-19. En él ha señado que este que se multiplica por 2-3 veces frente al de la población control. “En pacientes reumáticos parece incrementarse también por la edad avanzada de una manera similar a la de la población normal”, ha explicado.

Además, padecer una enfermedad autoinmune es un factor que se asocia con un mayor riesgo de tener una peor evolución una vez ingresado en el hospital. De acuerdo al estudio de la RIER, ello se vincula con más complicaciones graves que los pacientes sin estas enfermedades.

Procedimientos terapéuticos

En opinión de Pablos, el posible papel de las terapias previas que se usan en las artritis crónicas o en las enfermedades autoinmunes no está completamente establecido. Entre las terapias que pueden aumentar el riesgo están los corticoides, aunque su uso no puede ser generalmente interrumpido.

Por su parte, otros fármacos como los FAME (metotrexate o leflunomida) no han mostrado efectos de ningún signo, y el posible papel positivo o negativo de las terapias biológicas no ha sido completamente establecido, aunque en la mayoría de los estudios no aumentan el riesgo. Por tanto, “las recomendaciones sobre todos estos fármacos son las de mantenerlos y no modificarlos por causa de esta pandemia salvo indicación del reumatólogo”, insistió el experto.       

Respecto a las recomendaciones generales, indicó el especialista, deben ir en la dirección de extremar las medidas de prevención conocidas, o de futuras medidas como la vacunación, particularmente en estos pacientes con enfermedades sistémicas autoinmunes, sobre todo si suman otros factores de riesgo, siendo los más importantes: la edad (mayor de 60 años) y el sexo masculino.

Manejo asistencial en tiempos de pandemia

José María Álvaro-Gracia, presidente de la Sociedad Española de Reumatología (SER), presentó las recomendaciones realizadas desde esta sociedad científica para el manejo de pacientes reumáticos en tiempos de la COVID-19. Entre otros aspectos, apuesta por potenciar la actividad de la consulta telemática.

Además, se recogen recomendaciones sobre los pacientes en las consultas externas tanto en la entrada del paciente. En casos de hospitalización, se aconseja realizar todas las exploraciones complementarias que sea posible de forma ambulatoria, evitando así el ingreso prolongado del paciente; así como favorecer el alta precoz y la hospitalización domiciliaria.

Respecto a los procedimientos y técnicas diagnósticas/terapéuticas, se debería valorar de forma individualizada ampliar el intervalo de los estudios analíticos en aquellos pacientes estables sin alteraciones analíticas previas. Asimismo, debería evitarse la prescripción de exploraciones complementarias no imprescindibles.