Premios BiC 2020

La alocada idea del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha hecho saltar las alertas dentro de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Johnson ha decidido no tomar medidas “drásticas”, como el cierre de fronteras como han impuesto ya muchos países de todo el mundo, para dejar que el Covid-19 circule de forma controlada para crear inmunidad. Sin embargo, los líderes de la OMS en Europa han advertido que “no es una opción”.

Así, la OMS ha avisado de que permitir que el coronavirus circule para que una gran parte de la población se contagie y logre la inmunidad como ha sido sugerido el Reino Unido, no es recomendable en este momento”.

¿Contagiarse por el Covid-19 causa inmunidad?

Representantes de la Organización han afirmado que no está confirmado si contagiarse con el Covid-19 genera inmunidad o no, por lo que “no es buena idea arriesgarse”. Han insistido en que la única estrategia que deben implementar los países sigue siendo la misma: identificar los casos, rastrear los contactos y contener y suprimir el Covid-19. Esto servirá para aplanar la curva y dar tiempo a que los sistemas sanitarios puedan responder.

“Es un virus nuevo y tenemos que aprender sobre él”, ha señalado Dorit Nitzan, la coordinadora de Emergencias de la Región Europea de la OMS. “¿Causa inmunidad? ¿O es como la gripe y cambia cada año y hay que seguirlo? No sabemos lo suficiente”, ha zanjado. Es por eso que Nitzan apuesta por un paquete integral de medidas muy básicas de salud pública, ya que “es lo adecuado”. “Más adelante puede que tengamos más información”, ha recalcado.

Uso de ibuprofeno

También se han despejado dudas sobre el uso del ibuprofeno en pacientes infectados. El portavoz de la OMS en Ginebra, Christian Lindmeier, ha señalado que se están investigando los efectos perjudiciales del ibuprofeno en personas con Covid-19. Por este motivo, se ha recomendado tratarlas con paracetamol. Sin embargo, aquellos pacientes que estén en tratamiento crónico con ibuprofeno o ketoprofeno no deben interrumpirlo.

Además, Lindmeier ha afirmado que, a diferencia del Ébola, los cuerpos de las personas fallecidas por el coronavirus no son contagiosos. En cuanto a las diferentes tasas de mortalidad en diferentes países europeos, los expertos aseguran que, por el momento, no hay una respuesta clara. El Covid-19 ya ha llegado a 140 países, algunos de los cuales ya se enfrentaba a una situación difícil por otros factores. Varios países europeos están viendo sus sistemas sanitarios desbordados y aumentan las muertes. Es algo, dicen, que habrá que investigar después.