Premios BiC
Marta Riesgo Madrid | viernes, 10 de enero de 2020 h |

La consultora Evaluate Pharma ha realizado un repaso al pipeline farmacéutico global, identificando los proyectos en investigación más prometedores. En este ranking, Tirzepatida, de Lilly, un agonista dual del receptor GIP y GLP-1 (RA GIP / GLP-1), que está demostrando notables reducciones de azúcar en sangre y pérdida de peso en pacientes con diabetes tipo II es la investigación más valorada, con un valor anual neto (VPN) que la consultora sitúa en 11.720 millones de dólares. El Inhibidor de Tyk2 BMS-986165 para tratar psoriasis y otras enfermedades autoinmunes, de BMS se encuentra como la segunda gran innovación, con un valor de 6.740 millones de dólares.

La hormona de crecimiento humano de larga duración TransCon Growth Hormone de Ascendis Pharma, que actualmente se encuentra en las últimas fases de desarrollo, está llamada a alzar a esta pequeña compañía danesa, con un valor estimado para este fármaco de 5.360 millones de dólares

En el terreno oncológico, una de las investigaciones más valoradas (con un NPV de 4.800 millones de dólares) es la de Bempegaldesleukin, de la biofarmacéutica Nektar Therapeutics. Se trata de un agonista de la vía IL-2 con preferencia de CD122 diseñado para desarrollar células T específicas, así como poblaciones de células Natural Killer (NK), conocidas como linfocitos endógenos infiltrantes de tumores (TIL). Actualmente está en última fase de desarrollo, en combinación con Opdivo (nivolumab), para melanoma y carcinoma de células renales.

El compuesto SAGE-217, de Sage Therapeutics, para la depresión se cuela también entre los cinco grandes proyectos de investigación destacados por la consultora. No obstante, a principios de diciembre la compañía anunciaba resultados no muy positivos de un ensayo en fase III en adultos con trastorno depresivo mayor (MDD). El estudio no alcanzó su objetivo principal de una reducción estadísticamente significativa en comparación con el placebo en la puntuación total de la escala de depresión de Hamilton (HAM-D). No obstante, la consultora le aporta un valor de 4.780 millones de dólares.

En los últimos años uno de los debates más polémicos del sector se refiere a los costes de la investigación y desarrollo de nuevos fármacos. Por eso, la consultora incorpora este año un apartado donde analiza las investigaciones clínicas, tanto de fármacos que están aún en el pipeline, como de los que ya están en comercialización.

En el caso de los medicamentos ya comercializados llama la atención la millonaria inversión para el desarrollo del inhibidor anti-PD-1 Keytruda (pembrolizumab) de MSD. La consultora estima que el programa de desarrollo de este medicamento puede alcanzar los 12.250 millones de dólares. Este año, estima que la compañía invierta 1.693 para seguir investigando con este ‘superventas’.

Le sigue Opdivo (nivolumab), de BMS, con una inversión total que podría alcanzar los 9.310 millones de dólares. En estos 12 meses se espera que la compañía destine 9.310 millones de dólares a seguir obteniendo resultados prometedores con este fármaco en oncología.

El análogo del GLP-1 para el tratamiento de la diabetes, Ozempic (Semaglutida), de NovoNordisk, alcanzará una inversión total de 6.280 millones de dólares, de los que 1.010 se gastarán este 2020.

El anticuerpo monoclonal IgG1 humanizado selectivo, Imfinzi (durvalumab), de AstraZeneca, acumulará una inversión en todo su proceso de desarrollo de 6.350 millones de dólares, mientras que Tecentriq (atezolizumab), de Roche, alcanzará los 6.940 millones de dólares de inversión en I+D.

En el caso de los que se encuentran en fase de desarrollo, la consultora apunta al fármaco CSL112, una nueva terapia de infusión de apolipoproteína A-I que ha demostrado tener un impacto inmediato y significativo en la capacidad de eliminar el colesterol de las arterias. En 2020 se estima que la compañía CSL invierta 621 millones de dólares en la investigación de este medicamento. El proceso total de I+D del fármaco podría alcanzar los 2.690 millones de dólares.

También destaca fasinumab, un anticuerpo dirigido contra el factor de crecimiento nervioso (NGF), de Regeneron. La inversión total para que este fármaco llegue al mercado se estima en 2.160 millones de dólares, de ello, 464 se invertirán en 2020.

Lanzamientos y superventas

Aunque la FDA aprueba cada año una media de medio centenar de nuevos fármacos, son pocos los que realmente están llamados a obtener grandes ventas en el mercado. De hecho, la consultora Evaluate Pharma realiza un repaso por los diez principales medicamentos que se lanzarán al mercado en este 2020 y que más ventas conseguirán de cara a 2024.

En primer lugar se sitúa Enhertu (Trastuzumab, Deruxtecan), de AstraZeneca y Daiichi Sankyo, para el tratamiento de pacientes adultos con cáncer de mama no resecable o metastásico HER2 positivo. Este obtuvo la aprobación por parte de la FDA a finales de diciembre y se espera que alcance unas ventas mundiales para 2024 de 2.412 millones de dólares.

El fármaco para el tratamiento de la alergia al cacahuete Palforzia, de Aimmune Therapeutics, está pendiente de la aprobación definitiva de la agencia norteamericana, tras lograr la recomendación a finales de 2019. Este, que podría convertirse en la primera opción aprobada para evitar reacciones alérgicas en niños que podrían ser mortales, obtendría unas ventas mundiales de 1.279 millones de dólares en 2024.

En tercer lugar se encuentra Ozanimod, de BMS, para tratar formas recurrentes de esclerosis múltiple. Se trata de una de las grandes promesas que BMS consiguió adquirir al hacerse con Celgene. De hecho, las previsiones estiman unas ventas para 2024 de 1.598 millones de dólares.

Inclisiran, de Novartis, para tratar la incidencia de enfermedades cardiovasculares ateroscleróticas (ASCVD) en pacientes con hipercolesterolemia familiar (HF) se hace con la cuarta posición. Obtenido por Novartis tras comprar The Medicines Company, espera la aprobación en Estados Unidos en los próximos meses. Se estima que las ventas para 2024 alcanzarán los 1.529 millones de dólares.

Roxadustat, de AstraZeneca, Fibrogen y Astellas, para la anemia de la enfermedad renal crónica (ERC), tanto en pacientes no dependientes de diálisis (NDD), como dependientes de diálisis (DD), está también a la espera del visto bueno de la FDA. Este medicamento podría alcanzar los 1.488 millones en ventas. Además, destaca también el denominado “fármaco inteligente” para cáncer de mama triple negativo metastático, Sacituzumab Govitecan, de Immunomedics, con una estimación de ventas para 2024 de 1.436 millones de dólares.

En cuanto a los medicamentos que más incrementarán sus ventas este año, la consultora apunta a Keytruda, de MSD, que registrará un crecimiento de 3.290 millones de dólares, llegando a alcanzar los 13.900 millones de dólares en ventas. Le siguen Biktarvy, de Gilead, que verá como sus ventas aumentan en 1.600 millones de dólares y Revlimid, de BMS, con un incremento durante 2020 de 1.170 millones de dólares.