Premios BiC 2020

La situación de la pandemia en España en la actualidad ha impulsado a hacer más test masivos en distintas áreas calientes del país. Por este motivo, “la situación es totalmente diferente a la primera oleada”, ha señalado la directora del Centro de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y coordinadora del estudio de seroprevalencia de COVID-19, Marina Pollán, en el Palacio de La Magdalena de Santander.

“En el momento de la primera onda epidémica teníamos un infradiagnóstico del número de casos existentes”

Pollán es una de las ponentes del curso ‘COVID-19: la epidemiología, la microbiología y la investigación en las estrategias de vigilancia y control de la pandemia’. Éste es uno de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

La investigadora del ISCIII ha manifestado que se han diseñado “una cuarta, quinta y sexta ronda” del estudio de seroprevalencia que comenzó en abril de este año. El estudio midió cuántos infectados de COVID-19 hay en España en un momento determinado a través de la presencia de anticuerpos de 68.000 participantes.

Los primeros resultados mostraron alrededor de “un 5 % de seroprevalencia”, ha recordado Pollán, “aunque con grandes diferencias regionales y provinciales”.

Inmunidad en los próximos meses

La próxima ronda “inicialmente estaba programada para la segunda quincena de octubre”, ha añadido, aunque reconoce que ahora “es difícil saber el momento exacto”. Por otro lado, ha señalado que la fecha tendrá que ser consensuada con todos los agentes implicados, incluyendo los servicios de atención primaria de las comunidades autónomas.

En ella se estudiará a las mismas personas que en las anteriores “porque ahora una pregunta relevante es cuánto duran los anticuerpos o si se han infectado las personas que eran seronegativas, teniendo en cuenta factores de riesgo como su movilidad o sus contactos”, ha afirmado.

“Seguir una persona en el tiempo te da un ‘vídeo’ de cómo está ocurriendo la epidemia, mientras que si el estudio se lo haces a personas de las que antes no tenías información solo tienes una foto fija”. Así lo ha explicado la coordinadora del estudio.

Según Pollán, “lo ideal sería ampliar la muestra y tener el vídeo de esas personas junto a una foto fija de aquellos a los que no pudimos llegar lo que se decidió inicialmente”. Además, otro de los objetivos de las continuaciones del estudio es “medir si se ha producido reinfección”. A pesar de ello, la investigadora reconoce que “el estudio de seroprevalencia no puede medir eso por sí solo”.

“Con técnicas y con muestras adicionales posiblemente es factible investigar las reinfecciones, pero es algo que tenemos que mirar con los compañeros de inmunología y virología”, ha concluido.


También te puede interesar…