Premios BiC

La salud de los niños, su futuro y el medio ambiente no son protegidos por ningún país, según un informe publicado por una comisión de expertos convocada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Unicef y The Lancet.

El informe, titulado ‘¿Qué futuro les espera a los niños del mundo?’, concluye que la degradación ecológica y el cambio climático son dos de las principales amenazas a las que se enfrentan los niños en un futuro, según la comisión, que está formada por más de 40 expertos en salud de niños y adolescentes en todo el mundo.

Las prácticas de comercialización “explotadoras” sería otra de las amenazas, ya que “empujan a los niños a consumir comida rápida muy procesada, bebidas azucaradas, alcohol y tabaco”.

“Se calcula que alrededor de 250 millones de niños menores de cinco años –en países de ingresos bajos y medios- corren el riesgo de no alcanzar su potencial de desarrollo, sobre la base de medidas indirectas del retraso del crecimiento y la pobreza”.

La ex Primera Ministra de Nueva Zelanda y Copresidenta de la Comisión, Helen Clark

Clark destaca que, a pesar de las mejoras en la salud de los niños y adolescentes en los últimos 20 años, “los procesos se han estancado y están a punto de revertirse”.

Es necesario llevar a cabo una revisión de las medidas tomadas por cada país para garantizar que “no sólo cuidemos de nuestros niños hoy, sino que protejamos el mundo que heredarán en el futuro”, según la experta.

Además, recuerda que la situación actual provoca que “los niños del mundo se enfrenten a las amenazas existenciales del cambio climático y las presiones comerciales”, lo que califica como “más preocupante”.

Un ranking de los países según sus medidas

Según la OMS, si el calentamiento global excede los 4°C para el año 2100, “las consecuencias serían devastadoras para la salud de los niños”, debido al aumento de los océanos, las olas de calor, la proliferación de enfermedades con paludismo y el dengue, y la desnutrición.

Si el calentamiento global excede los 4°C para el año 2100, “las consecuencias serían devastadoras para la salud de los niños

En este sentido, el documento incluye un nuevo índice mundial de 180 países en el que se compara el desempeño de cada uno de ellos respecto a la realización de los niños, la sostenibilidad y la equidad o diferencias de ingresos.

Las medidas del ranking, relativas a la supervivencia y el bienestar infantil como la salud, la educación y la nutrición, sitúan como los mejores países a Noruega, República de Corea y Países Bajos, respectivamente, lo que implica que los niños de estos países tienen las mejores posibilidades de supervivencia y bienestar.

España ocupa el puesto número 17, mientras que Somalia, Chad y, el último de la lista, la República Centroafricana tienen peores perspectivas para los niños.


      Puedes acceder al ranking de los países aquí. El índice mundial completo se encuentra entre las páginas 35-38.


Los países más pobres deben hacer más para apoyar la capacidad de los niños de llevar una vida sana, ya que las emisiones de carbono proceden “de manera desproporcionada” de los países más ricos amenazando el futuro de las nuevas generaciones.

Emisiones de CO2

A pesar de las posiciones del ranking, los autores del informe han considerado las emisiones de dióxido de carbono (CO2) por habitante y la lista da un giro de 180°. Noruega ocupa el puesto 156, la República de Corea el 166 y los Países Bajos el 160, unos datos que además señalan que cada uno de estos países emite un 210 por ciento más de CO2 por habitante que lo que permitirá la meta fijada según la Agenda 2030.

Los únicos países en camino de cumplir las metas relativas a las emisiones de CO2 por habitante para 2030 que también tienen un desempeño correcto (dentro de los 70 primeros puestos) con respecto a las medidas de realización de los niños son: Albania, Armenia, Granada, Jordania, Moldova, Sri Lanka, Túnez, Uruguay y Vietnam.

Fuente: OMS

Estas cifras y las comparaciones respectivas muestran el desequilibrio existente entre los países más y menos desarrollados, encontrándose Los Estados Unidos de América (EE.UU), Australia y Arabia Saudita entre los diez países que generan más emisiones. En esta nueva lista, España ocupa el puesto 136.

Al respecto, se ha pronunciado la ministra de Senegal, Awa Coll-Seck, Copresidenta de la comisión: “Si bien algunos de los países más pobres tienen algunas de las emisiones de CO2 más bajas, muchos de ellos están expuestos a los efectos más graves de un clima que cambia rápidamente”.

“Los niños de todo el mundo tienen que enfrentarse a amenazas que eran inimaginables hace apenas unas pocas generaciones”, ha afirmado la directora ejecutiva del Unicef, Henrietta Fore.

“Ha llegado el momento de replantearse la salud infantil, sitúandose en lo más alto de la agenda de desarrollo de todos los gobierno y por encima de todas las consideraciones”.

La directora ejecutiva del Unicef, Henrietta Fore

La obesidad infantil se ha multiplicado por 11

Las prácticas de comercialización nocivas muestran que los niños de algunos países ven hasta 30.000 anuncios anuales de televisión y que la exposición de los jóvenes a los anuncios de vapeo (cigarrillos electrónicos) aumentó en más de 250 por ciento en EE.UU, afectando a más de 24 millones de jóvenes, según el informe.

obesidad infantil
La publicidad fomenta el consumo de comida muy procesada

Este aumento señala que la obesidad infantil se ha multiplicado por 11 en relación a 1975, con costos individuales y sociales muy elevados.

Protección de los niños

Para ofrecer una solución ante esta situación y poder proteger a los niños, los autores de la Comisión piden un nuevo movimiento mundial impulsado por y para los niños, cuyas recomendaciones son:

  1. CO2 con la mayor urgencia, para velar por que los niños tengan un futuro en este planeta.
  2. Situar a los niños y los adolescentes en el centro de nuestros esfuerzos por lograr un desarrollo sostenible.
  3. Nuevas políticas e inversiones en todos los sectores para trabajar en pro de la salud y los derechos de los niños.
  4. Tener en cuenta las opiniones de los niños en las decisiones políticas.
  5. Endurecer la reglamentación nacional de las prácticas de comercialización nocivas, con el apoyo de un nuevo Protocolo Facultativo de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Noticias relacionadas: