El estudio OSCAR fase II ha demostrado que otilimab (GSK) presenta un beneficio clínico potencialmente importante en un subgrupo de pacientes de alto riesgo con COVID-19. Se trata de un anticuerpo monoclonal en investigación anti-factor estimulante de colonias granulocitos y macrófagos (anti-GM-CSF).

Aproximadamente, el 10-15% de los pacientes diagnosticados con COVID-19 experimentan una enfermedad grave que implica problemas respiratorios que pueden requerir hospitalización y cuidados intensivos, con un 5% adicional de pacientes que enferman de forma crítica. La edad esta reconocido como un factor de riesgo significativo para el desarrollo de formas graves de la enfermedad.

El ensayo ha comparado el uso de otilimab vs placebo en pacientes ingresados en el hospital por insuficiencia respiratoria secundaria a infección por COVID-19 y con necesidad de soporte ventilatorio (no invasivo o invasivo) en siete hospitales españoles de Madrid, Barcelona y La Rioja.

“Los resultados del estudio mostraron que los pacientes incluidos de 70 años o más que recibieron otilimab presentaban en mayor porcentaje ausencia de insuficiencia respiratoria a los 28 días de la administración, así como una menor mortalidad que se mantenía hasta los 60 días”, explica a GACETA MÉDICA Rosana Múñoz, Médico Especialista en Medicina Intensiva (UCI) en el Hospital del Mar de Barcelona.

Resultados del estudio

Los resultados del estudio indicaron que el 65,1% de los pacientes de más de 70 años o más estaban vivos y libres de insuficiencia respiratoria 28 días después del tratamiento con otilimab más el tratamiento estándar, en comparación con el 45,9% de los pacientes que solo recibieron el tratamiento estándar.

Además, en un análisis de mortalidad hasta el día 60, se observó una diferencia del 14,4% a favor del tratamiento con otilimab con tasas del 40,4% con el tratamiento estándar frente al 26% con otilimab más el tratamiento estándar en pacientes de 70 años o más.

El criterio de valoración principal del estudio OSCAR ha sido la proporción de pacientes con COVID-19 que estaban vivos y sin insuficiencia respiratoria 28 días después del tratamiento con una dosis única de otilimab, además del tratamiento estándar (incluidos los tratamientos antivirales y corticosteroides), en comparación con los pacientes que fueron tratados solo con el tratamiento estándar.

Acción contra GM-CSF

Investigaciones recientes han sugerido que el papel de la citoquina GM-CSF en la respuesta inmune a la COVID-19 puede ser más prominente en pacientes mayores de 70 años.

“Los niveles del factor GM-CSF se encuentran mucho más elevados en mayores de 70 años”

Rosana Múñoz, Médico Especialista en Medicina Intensiva (UCI) en el Hospital del Mar de Barcelona

“Otilimab es un anticuerpo monoclonal ya conocido por sus efectos beneficiosos en otras patologías como la artritis reumatoide y cuyo mecanismo de acción consiste en la acción contra GM-CSF”, continúa la especialista. “Datos de estudios previos en esta patología ya mostraron que los niveles del factor GM-CSF se encuentran mucho más elevados en mayores de 70 años, lo que podría explicar el beneficio observado en este grupo de pacientes”, añade Rosana Múñoz.

Actualmente, la investigación se encuentra en fase de reclutamiento del estudio OSCAR fase III para poder confirmar en un mayor tamaño muestral los beneficios del otilimab en este grupo de pacientes.