Las estimaciones para este 2022 prevén que se produzcan cerca de 276.000 nuevos casos de cáncer en España, si bien son previsiones que no tienen en cuenta los efectos provocados por la pandemia en los dos últimos años. A nivel mundial, las estimaciones apuntan que el número de nuevos diagnósticos aumentará hasta cerca de 30,2 millones anuales en 2040.

En este contexto, la Fundación ECO ha presentado “Camino a la recuperación”, un proyecto apoyado por GSK, con el que se pretende aportar conocimiento acerca de las necesidades del sistema, contribuir a mejorar la calidad de la atención a los pacientes con cáncer y construir el nuevo modelo asistencial en oncología para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Rafael López, presidente de la Fundación ECO, ha recordado que el cáncer es el mayor problema sanitario del mundo occidental. “Es fundamental volver a priorizar el cáncer en el SNS”, ha subrayado.

En este sentido, el proyecto ha reunido a un panel de expertos para elaborar un documento de conclusiones que eleve la oncología a su máxima calidad asistencial. “Una de las principales conclusiones es que hay que reiniciar con urgencia los programas de cribado y diagnóstico precoz de forma equitativa en todas las Comunidades Autónomas (CC. AA.)”, ha especificado el presidente de Fundación ECO.

Medidas extraordinarias

Asimismo, es primordial “poner en marcha” medidas extraordinarias para acelerar el diagnóstico de los tumores que no se han identificado debido a las demoras causadas por la crisis sanitaria. Por su parte, acelerar la incorporación de la innovación terapéutica, apostar por la renovación de la tecnología sanitaria y completar la digitalización del SNS son pilares fundamentales para establecer el nuevo escenario de atención oncológica

El presidente de la Fundación ECO también ha insistido en acordar e impulsar una Estrategia de Medicina de Precisión en Oncología y un Plan de Biomarcadores equitativo y accesible para todas las CC. AA. Finalmente, ha reclamado mejorar la dotación presupuestaria de la Sanidad en general, y en concreto, de la atención al cáncer “para acometer los cambios estructurales que el sistema necesita”.

Sobre estas conclusiones, Cristina Henríquez, presidenta de GSK en España ha incidido en “reconstruir” el modelo “desde el aprendizaje. “Es importante recuperar la calidad asistencial y construir el nuevo modelo basado en los pilares de la equidad y el acceso a la innovación”, ha remarcado. 

Haciendo frente a los retos

El Plan Europeo contra el Cáncer es todo un referente para el resto de países. Ruth Vera, jefa de Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Navarra, explica que la estrategia nacional se rige por los mismos parámetros. “La cuestión es ver hasta qué punto están desarrollados”.

Vera destaca las cuatro líneas que Europa y España tienen en marcha: prevención y promoción, cambio en el modelo asistencial, datos y digitalización, e innovación. A su juicio, a pesar de que el objetivo de ambos planes es el mismo, “en España no tenemos financiación y habrá que pensar en tenerla como marca Europa”.

La experta recuerda que en cuanto a innovación diagnostica la situación es bastante crítica. “No tenemos en cartera de servicios esos biomarcadores que son obligatorios y durante estos años la financiación ha ido vinculada a la industria de manera independiente”.

Por su parte, Ramón García Sanz, presidente SEHH, analiza el impacto de la pandemia en el diagnóstico y tratamiento del cáncer en España, el retraso en el diagnóstico ha marcado estos últimos años. “Ha costado más de un año recuperar el ritmo”, explica. La sensación generalizada, dice, es de estar viendo a pacientes con enfermedad avanzada.

Además del diagnóstico, García Sanz apunta a los ensayos clínicos, que se vieron perjudicados en el reclutamiento y en la calidad de los mismos.

José Soto, presidente de Sedisa, ha abordado la importancia del nuevo modelo asistencial. En su opinión es primordial el trabajo en red. Eso sí, para ello es necesaria la voluntad profesional.  

Del mismo modo,para José Martínez Olmos, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, son fundamentales los resultados en salud. El experto lo tiene claro: en la actualidad, dice, “vamos a una situación de cambios: a una sociedad donde los recursos serán limitados y habrá competencia”.

Desde el punto de vista de los pacientes, Mari Luz Amador, directora Médica AECC, hay que entender que existen herramientas útiles para médicos y pacientes. Además, apunta, no hay que perder de vista la experiencia de los pacientes.

Con todo, y como remarcó José Polo, presidente de Semergen, además de todo lo anterior los desafíos pasan por revisar circuitos asistenciales para buscar la máxima eficiencia, así como la implantación de medidas efectivas de coordinación entre niveles asistenciales.