ESMO 2022 ha avanzado en nuevas combinaciones terapéuticas para pacientes con melanoma y metástasis cerebral que presentan una alteración en BRAF. De este modo el ensayo clínico GEM1802/E-BRAIN ha analizado la combinación de encorafenib y binimetinib más radioterapia (RT), a través de un poster presentado en el cónclave europeo.

Así, los pacientes con metástasis cerebral y melanoma sintomático tienen muy mal pronóstico. Para aquellos con la alteración en BRAF, la terapia dirigida logra una alta tasa de respuesta intracraneal pero la supervivencia libre de progresión (SLP) suele ser corta. Con la inmunoterapia, la tasa de respuesta intracraneal puede ser larga en pacientes asintomáticos pero son menos frecuentes en los sintomáticos, especialmente si necesitan esteroides.

La radioterapia cerebral (RDT) sigue siendo una estrategia de tratamiento eficaz para controlar esta enfermedad. Este estudio evalúa esa tasa de respuesta con encorafenib y binimetinib  y explora si agregar RT podría mejorar la supervivencia en pacientes con BRAF en melanoma tanto asintomáticos como sintomáticos.

El objetivo primario fue analizar la tasa de respuesta, mientras que los objetivos secundarios clave fueron la supervivencia libre de progresión; supervivencia global (SG) y calidad de vida.

De este modo, las respuesta globales intracraneales ascienden al 73.3 por ciento, así como la mediana de SG , es del 18,4 meses en pacientes sintomáticos.

Los resultados mostraron como la combinación puede lograr una tasa de respuesta significativa en pacientes con enfermedad sintomática y con mutación BRAF y muy mal pronóstico (necesidad de esteroides y alta carga tumoral intracaneal). Además, añadir radioterapia es factible y podría ayudar a mejorar y controlar la enfermedad gracias a esta combinación.