“Buscamos liberar el potencial de los mecanismos de acción más prometedores frente al cáncer”

Isabel Sánchez Magro, directora médico de Merck en España

287

Uno de los pilares de Merck en investigación es la oncología. Su directora médica, Isabel Sánchez Magro, explica las líneas de trabajo actuales de la compañía.

Pregunta. ¿Qué líneas de investigación tiene Merck abiertas en el área de oncología?

Respuesta. Estamos decididos a seguir descubriendo los misterios de la biología y el microambiente tumoral para ofrecer el régimen de tratamiento correcto al paciente adecuado, en el momento oportuno. Nuestro equipo de I+D está aprovechando nuestro portfolio ‘sinérgico’ en tres áreas: las vías oncogénicas, la Inmuno-oncología y la respuesta al daño del ADN. Por un lado, exploramos las vías oncogénicas para ampliar el uso de las terapias dirigidas existentes y nuevas para abordar más tipos de tumores y mutaciones. En segundo lugar, aceleramos el desarrollo de medicamentos Inmuno-oncológicos que aprovechan el sistema inmune del paciente para combatir el cáncer. Por último, nuestra investigación pionera en las vías implicadas en la respuesta al daño del ADN (DDR) pretende interrumpir la capacidad del tumor para reparar el daño y restaurar la sensibilidad a los tratamientos pudiendo cambiar los estándares actuales, tanto en monoterapia como en combinaciones. Son líneas innovadoras y diversificadas con las que buscamos liberar el potencial de los mecanismos de acción más prometedores en la I+D en cáncer.

P. ¿En qué está trabajando la compañía con respecto al inmunoterápico avelumab?

R. Gracias al programa de desarrollo clínico de avelumab, Javelin, en colaboración con Pfizer, hemos logrado mejoras sustanciales para tumores con necesidades médicas no cubiertas como el carcinoma urotelial (CU) y el carcinoma de células de Merkel, ampliando el conocimiento en ambas indicaciones. En el caso de urotelial, queremos extender el beneficio clínico mostrado en Javelin Bladder 100 e investigar el papel de la quimioterapia en la 1L de CU, y ampliar el horizonte del mantenimiento investigando nuevas combinaciones innovadoras. En pacientes con carcinoma de células de Merkel, ha supuesto un cambio en su abordaje porque, hasta su llegada, se trataba de una enfermedad huérfana, con mal pronóstico y sin alternativas eficaces. Nuestro objetivo es identificar cuanto antes a los pacientes que pueden beneficiarse para mejorar su calidad de vida.

P. ¿Qué avances hay respecto a tepotinib?

R. Actualmente, tepotinib, una de nuestras apuestas en investigación sobre vías oncogénicas, está siendo evaluado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) basándose en los resultados del ensayo clínico pivotal fase II Vision. Esta molécula ha demostrado actividad robusta y duradera en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado con alteración METex14, que se produce en aproximadamente el 3-4 por ciento de estos casos y se relaciona con un comportamiento tumoral agresivo y de mal pronóstico. Durante los congresos de referencia en cáncer, WCLC 2021 y ESMO 2021, se han presentado datos que refuerzan su eficacia en estos pacientes, tanto en los diagnosticados en base a biopsia líquida como de tejido e incluyendo población de edad avanzada, con datos en población general y por línea de tratamiento.

P. ¿Qué impacto ha tenido la pandemia en la I+D que desarrolla Merck en oncología?

R. La pandemia ha impactado en la vida de todos, sin embargo, somos conscientes de que el cáncer no espera y que acelerar los cuándos es vital para los pacientes y sus familias. Nuestra prioridad continúa siendo garantizar la seguridad de los pacientes que participan en nuestros ensayos clínicos, su continuidad de tratamiento y atención. Gran parte de nuestro pipeline se centra en la oncología y nuestro equipo ha trabajado con ahínco desde el comienzo de la pandemia para continuar con estos esfuerzos de investigación clínica. Durante la pandemia, la situación respecto a la apertura de nuevos centros de ensayos y el reclutamiento fue cambiante: los países y centros de investigación de diferentes regiones se vieron afectados. Gestionamos esta situación con una respuesta orientada geográficamente a minimizar el impacto en nuestros ensayos clínicos, garantizando la integridad científica y adoptando las orientaciones de las autoridades sanitarias y los investigadores.

P. Con el pipeline actual y los logros alcanzados, ¿cuáles son los próximos objetivos de Merck en esta especialidad?

R. Continuaremos apostando por desbloquear el potencial de las tres áreas de investigación que comentaba para conocer de cerca la biología del tumor. Así, seremos capaces de abordar enfermedades como el cáncer urotelial, el de pulmón no microcítico y microcítico, el colorrectal, el de cabeza y cuello y el cáncer de cérvix. Llevaremos terapias innovadoras a áreas de gran necesidad médica, como avelumab en el tratamiento de mantenimiento de primera línea para el CU avanzado y seguiremos apostando por terapias dirigidas como nuestro inhibidor oral de MET, tepotinib, en CPNM.

Además, tenemos un sólido legado en el abordaje del cáncer de cabeza y cuello que seguimos impulsando con nuestro reciente acuerdo de licencia con Debiopharm para xenivapant, diana terapéutica que restablece la sensibilidad a la muerte celular, la apoptosis, que se encuentra actualmente en el programa Trilynx de fase III . Sin olvidar berzosertib, nuestra principal molécula dentro del programa de respuesta al daño del ADN y uno de los inhibidores de ATR más avanzados clínicamente en oncología dentro de la industria. Como parte de nuestro programa DDRiver™, estamos investigando diferentes inhibidores en más de diez estudios en varios tipos de tumores. En definitiva, creemos firmemente que el curso y la historia de muchos tipos de cáncer va a reescribirse por completo en los próximos años.


También te puede interesar: