La telemedicina ha ocupado una parte importante en el Congreso Virtual ASCO 2020. Poniendo así de manifiesto que representa todo un abanico de posibilidades en la nueva era de la oncología. Una de los posters que se han presentado durante este cónclave, elaborado por expertos del Cáncer Memorial Sloan Kettering de Nueva York, ha avanzado acerca de cómo esta herramienta reduce los procedimientos. “La telemedicina reduce significativamente el tiempo de biopsia, el tiempo de viaje y el coste para los pacientes de radiología intervencionista en comparación con las visitas en persona”. A juicio de estos expertos, la telemedicina para pacientes que precisan radiología intervencionista aumenta el acceso a la atención de los pacientes y permite un uso más eficiente del tiempo y los recursos del médico.

El estudio

Como aseguran, la telemedicina se ha utilizado para aumentar el acceso a la atención de pacientes a las prácticas de atención primaria y, más recientemente, a las prácticas especializadas. El propósito del estudio fue probar la hipótesis de que agregar una práctica clínica de telemedicina podría disminuir el tiempo de biopsia, el tiempo de viaje y el coste  para los pacientes que precisan una radiología intervencionista (IR).

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores analizaron los encuentros totales de pacientes y los datos de noviembre de 2017 a octubre de 2019. 

En total, hubo 172 visitas de telemedicina. Se produjo una reducción significativa en el tiempo de derivación a la biopsia para las visitas de telemedicina en comparación con las visitas en persona. Además, hubo una reducción significativa en el tiempo de viaje para las visitas de telemedicina frente al tiempo de viaje al centro hospitalario para vista presencial. En total, los pacientes de la visita de telemedicina tuvieron que viajar 367 horas menos que una visita presencial. Los pacientes de telemedicina acumularon 14,652 dólares en beneficios económicos debido a la reducción de los costes de viaje y la pérdida de salarios del trabajo.

Una nueva era de posibilidades

Si algo está caracterizando estos meses de pandemia es el ritmo vertiginoso que se está alcanzando en los hospitales y centros sanitarios. Más allá de las teleconsultas, en muchas ocasiones, por motivos de falta de personal, exceso de llamadas o problemas con horarios, no es posible atender a los pacientes de la forma más adecuada.

En este contexto, algunas empresas han empezado a trabajar en este sentido, ofreciendo así soluciones adaptadas a esas necesidades. Se tratan de Call Center Médicos. Un ejemplo es el que lidera la compañía balear angel24. Tras años de experiencia trabajando con centros hospitalarios gestionando las llamadas entrantes y realizando el trámite de citas, ahora dan un paso más con la gestión de llamadas. Un servicio pensado para aquellos centros médicos, hospitales o consultas privadas de médicos que necesitan optimizar su tiempo y adoptar una mayor productividad.