Premios BiC

Nuevos datos de combinación de pembrolizumab (desarrollado por MSD como Keytruda) muestran beneficio clínico en cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) en estadío III y refuerzan la supervivencia a largo plazo en CPNM metastásico.

El anti PD-1 más quimiorradioterapia concurrente muestra una tasa de respuesta objetiva del 67,0 por ciento en la cohorte A (pacientes con CPNM escamoso y no escamoso que recibieron paclitaxel más carboplatino) y el 56,6 por ciento en la Cohorte B (pacientes con CPNM no escamoso que recibieron cisplatino más pemetrexed) en pacientes no tratados, con CPNM en estadío III localmente avanzado irresecable.

Nueva actualización

Además, datos nuevos y actualizados del análisis final del ensayo pivotal de fase 3 Keynote-189, mostraron que el 45,7 por ciento de los pacientes con CPNM no escamoso metastásico tratados con pembrolizumab en combinación con quimioterapia estaban vivos a los dos años frente al 27,3 por ciento de los pacientes tratados con quimioterapia sola.

“Pembrolizumab es considerado una opción estándar de primera línea en los pacientes adecuados en el cáncer de pulmón no microcítico metastásico basado en la fortaleza de los datos clínicos que muestran beneficio en supervivencia, tanto en monoterapia como en combinación con quimioterapia,” asegura Jonathan Cheng, vicepresidente de investigación clínica en oncología de MSD Research Laboratories.

Entre el 20-30% de los pacientes con CPNM

A su juicio, los nuevos datos del estudio Keynote-799 mostraron el potencial de pembrolizumab más quimiorradioterapia concurrente en estadíos tempranos del cáncer de pulmón, mientras que los datos de supervivencia a largo plazo del ensayo Keynote-189 se suman al sólido conjunto de evidencias que respaldan el uso de pembrolizumab en combinación con quimioterapia en pacientes adecuados con cáncer de pulmón no microcítico metastásico.

“Aproximadamente el 20-30 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico en estadío III irresecable tienen progresión de la enfermedad después de recibir inicialmente quimiorradioterapia,” señala Salma K. Jabbour, oncóloga radioterápica, catedrática y vicepresidenta de investigación clínica del Rutgers Cancer Institute de New Jersey. “Los resultados del estudio Keynote-799 mostraron que combinar pembrolizumab con terapia concomitante con quimiorradioterapia tiene el potencial de abordar una necesidad médica significativa no cubierta”, explica el vicepresidente de investigación clínica en oncología de MSD Research Laboratories.