Premios BiC 2020

AstraZeneca ha presentado resultados detallados del ensayo Fase III Caspian, que evalúa durvalumab en combinación con una elección de quimioterapias, etopósido más cisplatino o carboplatino. Los resultados han demostrado un beneficio sostenido, clínicamente significativo de la supervivencia global en adultos con cáncer de pulmón microcítico con enfermedad extendida tratados en primera línea.

Estos resultados reflejan que el ensayo Caspian logró el objetivo de supervivencia global en junio de 2019. De esta manera, se ha conseguido reducir el riesgo de muerte en un 27 por ciento. Este dato fue clave para la aprobación por parte de la FDA en marzo de 2020.

Eficacia sostenida

Tras una mediana de seguimiento de más de dos años, los últimos resultados de durvalumab más quimioterapia mostraron una eficacia sostenida. Asimismo, se ha mantenido una reducción del 25 por ciento en el riesgo de muerte frente a la administración única de quimioterapia. Por otra parte, la mediana actualizada de supervivencia global fue de 12,9 meses frente a los 10,5 de la quimioterapia. En un análisis post-hoc, se estimó que un 22,2 por ciento de pacientes tratados con durvalumab y quimioterapia permanecía con vida a los 24 meses. Esto contrasta con el 14,4 por ciento de los pacientes a los que se trató únicamente con quimioterapia.

Por otra parte, el 11 por ciento de pacientes que recibieron durvalumab y quimioterapia permanecían con vida y libres de progresión a los cuatro meses. En los que recibieron quimioterapia sola, el dato fue de un 2,4 por ciento. Así, durvalumab más quimioterapia mantuvo una alta tasa de respuesta objetiva cofirmada -68 por ciento frente a 58 por ciento-. En un análisis post-hoc, la duración de la respuesta para durvalumab a los 24 meses fue del 13,5 por ciento frente al 3,9 por ciento de pacientes de quimioterapia. Por último, a los 24 meses, el 12 por ciento de los pacientes en el brazo de durvalumab más quimioterapia permanecían en tratamiento con durvalumab.

Beneficios del tratamiento

Luis Paz-Ares, jefe del Departamento de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), e investigador principal del estudio ha valorado los datos. “Estos resultados muestran que el 22 por ciento de pacientes siguen con vida a los 24 meses, respaldando los beneficios sostenidos del tratamiento”, indica. Añade que “se trata de un tratamiento efectivo en primera línea en estadio avanzado, donde mejorar los resultados ha sido un reto y muy pocos pacientes sobreviven a los cinco años”.

Por su parte, José Baselga, vicepresidente ejecutivo de I+D en Oncología de AstraZeneca, indica que “después de una mediana de seguimiento de dos años, durvalumab continúa mostrando mejoras sostenidas y significativas y una respuesta prolongada al tratamiento en pacientes que afrontan esta devastadora y agresiva enfermedad”. Además, Baselga afirma que “estos datos refuerzan durvalumab más quimioterapia como un importante y nuevo estándar de tratamiento en estos pacientes”. Este régimen les ofrece una cómoda dosis cada cuatro semanas durante el mantenimiento. Esperamos hacer llegar los beneficios de durvalumab a pacientes de todo el mundo”.

Mientras, el segundo brazo experimental del estudio Caspian evalúa tremelimumab, anticuerpo monocolonal anti-CTLA4, sumado a durvalumab y quimioterapia. Este mostró una tendencia hacia la supervivencia global, pero no alcanzó significancia estadística en comparación con quimioterapia sola.

Perfil de seguridad

En cuanto a la seguridad y tolerabilidad de durvalumab más quimioterapia, esta ha sido consistente con el perfil de seguridad ya conocido de estos tratamientos. En este sentido, los resultados mostraron que el 62,3 por ciento de los pacientes experimentaron un acontecimiento adverso de grado 3 o 4 con durvalumab más quimioterapia, frente al 62,8 por ciento de los que recibieron quimioterapia solo. Por otra parte, el porcentaje de pacientes que interrumpieron el tratamiento por todas las causas fue del 10,2 por ciento para durvalumab más quimioterapia y del 9,4 por ciento para quimioterapia sola.

En el caso de durvalumab en combinación con etopósido y carboplatino o cisplatino, esta opción se encuentra actualmente en revisión regulatoria para el tratamiento de este tipo de cáncer de pulmón en primera línea en la UE y Japón. Actualmente durvalumab está indicado en España en adultos para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado, no resecable, cuyos tumores expresan PD-L1 mayor o igual al uno por ciento en las células tumorales y cuya enfermedad no haya presentado progresión después de quimiorradioterapia basada en platino.


Noticias relacionadas: