Premios BiC
#PÁNCREAS

br

CARMEN M. LÓPEZ Madrid | viernes, 15 de junio de 2018 h |

“Necesitamos más conciencia social del grave problema sanitario que representa el cáncer de páncreas (95 por ciento de mortalidad) e incrementar los fondos destinados a su investigación para poder ganarle terreno”. Para Alfredo Carrato, director del Departamento de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal, este tumor continúa siendo el gran escollo de la oncología. Sin embargo, la investigación en este terreno no cesa.

Así se reflejó en el último cónclave mundial. Como comenta el experto, en la enfermedad localizada resecable (20 por ciento de los pacientes), se presentó un estudio de tratamiento postoperatorio con Folfirinox que se ha comparado con el estándar de gemcitabina. “Es un estudio fase III, con 493 pacientes con buen estado general (performance status de 0 o 1) sin comorbilidades mayores y una resección quirúrgica R0 o R1, y un marcador tumoral CA 19.9 <180 a las 3 semanas de la intervención”.

Los resultados de eficacia han mostrado la superioridad de Folfirinox en la supervivencia libre de progresión (SLP). El objetivo principal del estudio, (21.6 versus 12.8 meses, HR: 0.58) y una supervivencia libre de enfermedad a los tres años del 39,7 por ciento versus 21,4 por ciento. La mediana de supervivencia fue de 54,4 meses versus 35 meses, con una supervivencia global a los tres años del 63,4 por ciento versus 48,6 por ciento. En este sentido, los autores consideran que es el nuevo estándar de tratamiento adyuvante postoperatorio. Por otra parte, se reportaron también los resultados preliminares de un fase III que compara la radioquimioterapia preoperatoria con gemcitabina versus la gemcitabina postoperatoria sola, con unos resultados de incremento de eficacia en todos sus parámetros, SLP y SG.

En la enfermedad metastásica, se comunicaron también estudios con combinaciones de inmunoterapia y agentes, anti-diana (ensayo Morpheus), así como con linfocitos CAR-T generados en el laboratorio a partir de los del paciente, anticuerpos biespecíficos, anti-células madre, anti-matriz extracelular, etc.

Por otra parte, ASCO ha actualizado las guías de la segunda línea terapéutica del cáncer de páncreas metastásico. En este sentido, Carrato recuerda que uno de los riesgos que tiene una guía que no se actualiza continuamente es quedarse obsoleta poco tiempo después de publicarse. “Fue el caso de las guías ASCO 2016 en la segunda línea de tratamiento de la enfermedad metastásica”. Las guías NCCN, son las más consultadas por sus algoritmos y su constante actualización. Ninguna de ellas ha incorporado, por el momento, los resultados de la adyuvancia con Folfirinox. “Supongo que esperarán a que se haya publicado el artículo en una revista”.

De cara al futuro, para el oncólogo, un aspecto relevante sería poder identificar a las personas con alto riesgo de padecer el tumor y desarrollar un programa de cribado para conseguir un diagnóstico precoz y mayores posibilidades de curación.


Alfredo Carrato:
“Sería relevante desarrollar un programa de cribado en cáncer de páncreas”