Premios BiC

ESMO ha seguido arrojando luz sobre larotrectinib (desarrollado por Bayer como Vitrakvi), confirmando así el perfil de eficacia a largo plazo y la buena tolerabilidad en pacientes adultos y pediátricos que presentan la fusión del gen NTRK.

“Las respuestas significativas y duraderas y el perfil de seguridad de larotrectinib son importantes para definir la opción de tratamiento adecuada para los pacientes con cáncer de fusión NTRK”, asegura el profesor Ray McDermott, Hospital Universitario St. Vincent y Hospital Tallaght, Irlanda. Unas respuestas que, en su opinión, subrayan la importancia de ampliar las pruebas de fusión de NTRK para ayudar a identificar a los pacientes que podrían beneficiarse del tratamiento con esta terapia.

Para Scott Z. Fields, MD, Vicepresidente Senior y Jefe de Desarrollo Oncológico de la División Farmacéutica de Bayer, Vitrakvi es un avance significativo en el tratamiento de pacientes adultos y pediátricos con cáncer de fusión TRK. Algo que, asegura, representa un verdadero cambio de paradigma en la atención del cáncer, donde el tratamiento se basa en el impulsor oncogénico y no en la ubicación del tumor. “Estos datos afirman el sólido perfil clínico de Vitrakvi con el mayor conjunto de datos y el seguimiento más prolongado de cualquier inhibidor de TRK y refuerzan nuestro compromiso con el desarrollo de tratamientos innovadores para los pacientes”, indica Fields.

Cánceres de pulmón y tiroides

En un subanálisis de 14 pacientes adultos tratados previamente con cáncer de pulmón metastásico que albergaba una quinasa receptora de tirosina neurotrófica (NTRK) fusión de genes, la tasa de respuesta se mantuvo en 71 por ciento en comparación con análisis anteriores con un año adicional de seguimiento, con una respuesta completa, nueve respuestas parciales, tres con enfermedades estables y una enfermedad progresiva.

Para los pacientes con metástasis cerebrales, la respuesta global fue del 57 por ciento. Con una mediana de seguimiento de 12,9 meses, la mediana de duración de respuesta no fue estimable. Esta mediana de respuesta a los 12 meses fue del 88 por ciento. Con una mediana de seguimiento de 14,6 meses, no se había alcanzado la mediana de la supervivencia libre de progresión (SLP) y la tasa estimada de SLP a los 12 meses o más era del 69 por ciento.

Además, no se alcanzó la mediana de SG, con una mediana de seguimiento de 12,6 meses y el 91 por ciento de los pacientes estaban vivos a los 12 meses.

La tolerabilidad durante la duración del tratamiento fue buena con tres de siete pacientes con metástasis en el sistema nervioso central (SNC) todavía en tratamiento en el momento del corte de datos. Los efectos adversos emergentes del tratamiento fueron principalmente de grado 1 y 2, lo que respalda el perfil de seguridad favorable a largo plazo de Vitrakvi.

En cuanto al cáncer de tiroides, en un análisis separado de 28 adultos y niños con cáncer de tiroides por fusión TRK localmente avanzado o metastásico, la respuesta general fue del 75 por ciento. La respuesta fue del 29 por ciento para los pacientes con enfermedad anaplásica, un subtipo poco común y agresivo de cáncer de tiroides. Para los pacientes con histología diferenciada, la tasa de respuesta fue del 90 por ciento. Los cuatro pacientes con metástasis en el SNC al inicio del estudio tuvieron una respuesta parcial, tres de los cuales continúan el tratamiento. La SLP estimada fue del 81 por ciento a los 12 meses y del 70 por ciento a los 18 meses. La mediana de SG fue de 27,8 meses con una SG estimada a los 12 meses del 92 por ciento. Asimismo, los efectos adversos fueron en su mayoría de grado 1 y 2.