Los estudios demuestran que los cuidados paliativos tempranos (CPT) integrados con la atención oncológica desde el momento del diagnóstico del cáncer avanzado mejoran los resultados de los pacientes y sus cuidadores. Sin embargo, este modelo de atención no se ha implantado de forma generalizada debido a la escasez de médicos especialistas en CP y a las dificultades para ofrecer visitas a lo largo del tratamiento del cáncer, especialmente a medida que las nuevas terapias prolongan la supervivencia en esta población. Por lo tanto, para ofrecer CP más centrados en el paciente y que consuman menos recursos, los investigadores evaluaron un modelo de cuidados paliativos escalonados (CPE) en pacientes con cáncer de pulmón avanzado, a través de un ensayo multicéntrico que se presentó durante la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés).

Entre 2018 y 2022 inscribieron a pacientes con cáncer de pulmón avanzado, diagnosticado en las últimas 12 semanas, en un ensayo aleatorizado multicéntrico de CPE frente a CPT. Todos los pacientes asignados a CPE comenzaron con una visita inicial en las cuatro semanas posteriores a la inscripción y visitas posteriores programadas sólo en el momento de un cambio en el tratamiento del cáncer o después de una hospitalización. Los pacientes también completaron una medida de calidad de vida cada seis semanas durante un máximo de 18 meses desde la inscripción, y aquellos con una disminución mayor o igual a 10 en su puntuación desde el inicio pasaron a reunirse con el clínico de CP cada cuatro semanas.

Por su parte, los pacientes asignados a CPT tuvieron visitas cada cuatro semanas desde la inscripción. El objetivo primario fue evaluar la no inferioridad del efecto de los CPE frente a los CPT en la semana 24, utilizando modelos de regresión. Para los resultados secundarios, se realizó un análisis de superioridad del número de visitas de CP entre los grupos y análisis de no inferioridad de la comunicación al final de la vida, controlando las comparaciones múltiples con una tasa de falsos descubrimientos de 0,15.

La muestra incluyó principalmente pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM). Las puntuaciones de escala de calidad de vida en la semana 24 de los pacientes asignados a CPE no fueron inferiores a las de los que recibieron CPT. 66 pacientes (26,4 por ciento) asignados a CPT pasaron aña siguiente fase del estudio a las 24 semanas. El número medio de visitas de CP en la semana 24 fue inferior para los pacientes de CPE frente a los de CPT. Por su parte, la tasa de comunicación al final de la vida no fue inferior para los pacientes con CPE que para los de CPT, no se demostró la no inferioridad para los días en cuidados paliativos.

“Un modelo de atención escalonada, con visitas de CP programadas sólo en puntos clave de las trayectorias oncológicas de los pacientes y utilizando una disminución de la calidad de vida para desencadenar una exposición más intensiva a los CP, da lugar a un número significativamente menor de visitas sin sacrificar los beneficios sobre la calidad de vida los pacientes. Mientras que los CPE se asociaron con menos días en cuidados paliativos, este modelo novedoso es prometedor como una forma más escalable de ofrecer CP tempranos para mejorar los resultados informados por los pacientes”, expresó Jennifer S. Temel, de la división de Hematología y Oncología del Departamento de Medicina del Hospital General de Massachusetts.


También te puede interesar…