Premios BiC

La compañía Novartis ha anunciado resultados positivos del ensayo Elara, en Fase II, que evalúa Kymriah (tisagenlecleucel) en pacientes con linfoma folicular en recaída o refractario. En el análisis intermedio, el estudio global alcanzó su objetivo primario de tasa de respuesta completa (TRC), según la evaluación de un comité de revisión indepentendiente.

Este marcador es una medida estándar de la respuesta del paciente a las terapias en linfoma folicular. Estos resultados se presentarán próximamente en una reunión médica y se incluirán en las presentaciones regulatorias de Estados Unidos y la Unión Europea.

Kymriah fue la primera terapia CAR-T aprobada por la FDA; también, la primera terapia celular de este tipo en ser aprobada para dos indicaciones distintas. Kymriah es un tratamiento de única administración, diseñado para potenciar el sistema inmunitario de los pacientes y que este contribuya a combatir la enferemdad.

En la actualidad, este fármaco está aprobado para tratar la leucemia linfoblástica aguda en pacientes pediátricos y adultos jóvenes (hasta 25 años) y el linfoma difuso de células B grande en recaída o refractario en adultos.

Nueva opción en linfoma folicular

En palabras de John Tsai, director de Desarrollo Global de Medicamentos y director Médico de Novartis, “nos complace que Kymriah esté mostrando resultados significativos y pueda proporcionar una opción de tratamiento potencialmente definitiva para pacientes con linfoma folicular en recaída o refractario”.

Asimismo, considera que “estos resultados respaldan los esfuerzos de Novartis por reimaginar la medicina en esta enfermedad, y alcanzar a estos pacientes desatendidos; es importante resaltar que estos, históricamente se han visto sobrecargados por varios años de tratamientos diversos”.

El desarrollo de Kymriah se realizó conjuntamente con la Escuela de Medicina Perelman, perteneciente a la Universidad de Pensilvania. Esta unión es una alianza estratégica entre industria y academia, que fue pionera en la I+D de CAR-T.

En este momento, Kymriah está aprobado para su uso en al menos una indicación en más de 25 países, y en más de 250 centro de tratamiento certificados.

El objetivo es optar a una mayor expansión, para tratar de mejorar el acceso a las CAR-T de los pacientes que las necesiten. Además, Novartis ha comunicado que, mientras se prepara para el lanzamiento de una posible tercera indicación para este fármaco, sigue aumentando su capacidad de fabricación.


También te puede interesar…