GM Madrid | martes, 17 de julio de 2018 h |

El Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH, gTt–VIH, en colaboración con la biofarmacéutica AbbVie, ha iniciado una campaña informativa entre la población usuaria de drogas inyectables con el objetivo de fomentar la eliminación de la hepatitis C en este colectivo.

La iniciativa, basada en la elaboración y distribución de 25.000 folletos informativos en todo el territorio nacional, pretende conseguir un cambio de la percepción de este colectivo hacia el tratamiento de la hepatitis C, además de mejorar su conocimiento sobre la transmisión y la prevención.

Tal y como ha explicado Juanse Hernández, coordinador de gTt–VIH, “las personas usuarias de drogas son el colectivo que registra una tasa de tratamiento más reducida debido, principalmente, a la desconfianza que existe hacia el tratamiento de la hepatitis C por parte de este colectivo. Muchas de estas personas piensan que el tratamiento actual de la hepatitis C provoca efectos secundarios graves, conlleva ciclos largos de tratamiento, pruebas diagnósticas invasivas o numerosas contraindicaciones, como el consumo activo de sustancias. Por ello, necesitamos conseguir un cambio en la percepción de estos pacientes hacia el tratamiento que nos permita eliminar la enfermedad en este colectivo, además de mejorar su comunicación con los médicos y con el resto de profesionales que se ocupan de su cuidado”.

Asimismo, la disponibilidad de los nuevos tratamientos basados en antivirales de acción directa frente al virus de la hepatitis C (VHC) de duración más corta, menos tóxicos, más efectivos y más fáciles de tomar, hace que desde GtT-VIH no se encuentre ningún motivo para no fomentar el tratamiento a esta población de pacientes. “Los ensayos clínicos avalan la eficacia y la seguridad del tratamiento en pacientes que se inyectan drogas y demuestran que los resultados son similares a los observados en la población general. Además, el tratamiento es una estrategia coste-efectiva ya que al mismo tiempo permite reducir la incidencia del virus en este colectivo y prevenir también infecciones secundarias. En definitiva, no hay razones para no fomentar el tratamiento en este colectivo”, ha indicado Juanse Hernández.

En este sentido, gTt–VIH considera la microeliminación de hepatitis C en este colectivo es clave para alcanzar los objetivos propuestos por la Organización Mundial de la Salud, la cual ha establecido 2030 como fecha límite para conseguir la eliminación de la enfermedad en el mundo. “Este tipo de acciones de información y concienciación se vuelven fundamentales. Con esta iniciativa queremos contribuir al cribado del VHC en este colectivo y lograr derivar al máximo número de pacientes a la atención especializada”, ha explicado Juanse Hernández.

Desde la puesta en marcha del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud, más de 100.000 personas han recibido tratamiento para la hepatitis C en nuestro país. “Esta cifra coloca a España entre los principales países involucrados en la respuesta frente a esta enfermedad. A pesar de ello, las personas usuarias de drogas registran una fracción de hepatitis C no diagnosticada bastante alta. De hecho, en Cataluña se registran una fracción de hepatitis C no diagnosticada de un 23%”, ha concluido Juanse Hernández.