La viruela del mono (monkeypox) ha hecho saltar las alertas sanitarias de Europa en los últimos días. Sin embargo, los especialistas en enfermedades infecciosas llevan pendientes de este virus tiempo atrás.

“Llevábamos ya detrás de ello varios meses. De hecho, hemos presentado sesiones médicas a dermatólogos y otros especialistas en este tiempo porque nos inquietaban las notificaciones que llegaban acerca de los brotes en Reino Unido”, explica a GM Fernando de la Calle, Médico adjunto en la Unidad de Patología Importada y Salud Internacional del Hospital La Paz-Carlos III (Madrid).

En el momento de elaboración de esta información, la Comunidad de Madrid ya ha confirmado más de 20 casos por el Centro Nacional de Microbiología (CNM). Según ha informado la Consejería de Sanidad madrileña, las personas en estudio evolucionan positivamente y se encuentran aisladas en sus domicilios. No obstante, se mantiene una vigilancia estrecha ya que pueden llegar a requerir ingreso hospitalario.

Esta enfermedad está causada por el virus ortopoxvirus zoonótico y tanto los síntomas como la presentación de la enfermedad son similares a los de la viruela humana erradicada en 1980, aunque con menor gravedad, transmisibilidad y mortalidad, según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Se trata, en concreto, de una zoonosis endémica en África Central y Occidental, donde circula en hospedadores desconocidos (probablemente roedores) y provoca brotes en primates y, periódicamente, casos en humanos.

“Se trata de un virus similar al de viruela que manifiesta un cuadro de erupción cutánea, fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, inflamación de los ganglios linfáticos, escalofríos y agotamiento”, señala el especialista quien distingue dos linajes en este virus. “Uno es más agresivo que el otro, pero todo parece indicar que a Europa ha llegado el más leve”, concreta De la Calle.

Generalmente, en Europa no cazamos y nuestras medidas de convivencia no facilitan este tipo de contagio. Pero, al ser un virus que se contagia por contacto físico, las relaciones sexuales facilitan ese tipo de contacto”

Fernando de la Calle, Hospital Universitario La Paz-Carlos III

Transmisión ‘piel con piel’

El monkeypox se transmite a los humanos a través del contacto con un animal o humano infectado, o con material contaminado con el virus. El patógeno ingresa al cuerpo a través de la piel lesionada, el tracto respiratorio o las membranas mucosas.

“Este virus se transmite a través del contacto con fluidos y con las pústulas en fase de costra de la piel enferma, tanto de personas como de animales”, incide el especialista. Asimismo, aunque se han descrito contagios a través de las gotículas, De la Calle insiste en que el contagio se produce, principalmente, a través del “piel con piel”.

Sobre la posibilidad del contagio por vía sexualcomo ha comunicado la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido; UKHSA— este experto en enfermedades infecciosas insiste en que “no se puede ser tajante” con esa vía de transmisión. “Generalmente, en Europa no cazamos y nuestras medidas de convivencia no facilitan este tipo de contagio. Pero, al ser un virus que se contagia por contacto físico, las relaciones sexuales facilitan ese tipo de contacto”, argumenta.

“La manipulación de animales y el hecho de que el ser humano se adentre cada vez más en territorios donde antes no era habitual, como en lo más profundo del Amazonas, o el continúo trasporte de mercancías y personas, facilita que cualquier virus traspase fronteras”

Fernando de la Calle, Hospital Universitario La Paz-Carlos III.

¿Por qué ahora?

La mayoría de los casos que se han registrado a lo largo de la historia han sido en la República Democrática del Congo. Ahora bien, a pesar de su denominación, el virus de la viruela del mono no reside en simios.

“Esta enfermedad se identificó por primera vez en la década de los 50 en unos roedores enfermos con los que estaban trabajando en un laboratorio de Dinamarca”, rememora De la Calle.

Mas cercano en el tiempo, en Estados Unidos se produjo un brote de viruela del mono en 2003, cuando se importaron roedores infectados como mascotas procedentes de África. Los roedores transmitieron el virus a los perritos de las praderas, que luego infectaron a humanos en el Medio Oeste.  De los 47 casos constatados ninguno fue por contagio directo entre personas.

Y aún más recientemente, en 2018 y 2019, en el contexto de un gran brote de monkeypox en Nigeria, dos viajeros del Reino Unido, uno de Israel y uno de Singapur —todos con antecedentes de viaje en Nigeria— fueron diagnosticados con el virus. Asimismo, un profesional sanitario del Reino Unido que atendía a uno de los casos se infectó de forma secundaria. Esta fue la primera vez que los viajeros se asociaron con la transmisión fuera de un entorno de brote.

“La manipulación de animales y el hecho de que el ser humano se adentre cada vez más en territorios donde antes no era habitual, como en lo más profundo del Amazonas, o el continúo trasporte de mercancías y personas, facilita que cualquier virus traspase fronteras”, señala De la Calle

Asimismo, la pérdida de la inmunidad frente a la viruela es otra de las hipótesis que barajan los especialistas. La erradicación de esta enfermedad hace más de 40 años acabo, en consecuencia, con la vacunación frente a ella. “Cada vez hay más gente en el mundo no vacunada de la viruela por el fallecimiento de las personas que fueron inmunizadas. Esta circunstancia facilite que el virus salte al ser humano”, describe el especialista.

Los casos detectados en la Comunidad de Madrid

Tal y como ha confirmado a GM Antonio Zapatero, Viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Publica de la Comunidad de Madrid, a fecha de 20 mayo, la región presenta más de 20 casos confirmados.

“En estos casos, la vía de transmisión ha sido el contacto estrecho de hombres que han tenido sexo con hombres, pero hay que destacar que no es una enfermedad de transmisión sexual, no se trata de estigmatizar a ningún grupo de población”, subraya Zapatero.

Sobre el hecho de que un virus nuevo irrumpa en nuestro sistema sanitario, Zapatero señala que “preocupa” que aparece en países diferentes.

También te puede interesar…