Ómicron BA.1, Ómicron BA.2 y otras variantes de preocupación del SARS-CoV-2 no escapan al candidato a vacuna de refuerzo de próxima generación que están desarrollando Sanofi-GSK. Eso es lo que dicen los resultados de dos ensayos, VAT02 Cohorte 2 y COVIBOOST VAT013, realizados con su nueva vacuna basada en el antígeno variante Beta de Sanofi y que incluye el adyuvante pandémico de GSK.

Anticuerpos por las nubes

En el estudio de fase 3 VAT02 Cohorte 2, la vacuna candidata de nueva generación de Sanofi-GSK indujo (en el día 15 después de la inmunización) un aumento significativo de los títulos de anticuerpos por encima de los niveles basales frente a múltiples variantes de preocupación (aumento de 15 veces contra la cepa original D614, aumento de 30 veces contra la cepa Beta) en adultos previamente vacunados frente a la COVID-19 con ARNm.

En el caso de Ómicron, los datos preliminares muestran un aumento de 40 veces contra BA.1. El candidato a refuerzo de próxima generación de Sanofi-GSK generó el doble de anticuerpos neutralizantes contra Ómicron BA.1 y BA.2 en comparación con el refuerzo basado en el D614 (cepa original).

Más datos a favor

Por su parte, el estudio independiente COVIBOOST (VAT013), llevado a cabo por la Assistance Publique – Hôpitaux de Paris (AP-HP), demostró que el candidato de refuerzo de próxima generación de Sanofi-GSK generaba una respuesta inmunitaria más elevada (medida por los títulos de anticuerpos neutralizantes) que el refuerzo de Pfizer-BioNTech o el refuerzo de primera generación de Sanofi-GSK, ambos dirigidos a la cepa original D614.

La proporción de participantes con un aumento de al menos 10 veces en los títulos de anticuerpos neutralizantes para la cepa original D614 de SARS-CoV-2 entre el día 0 y el día 15 fue la siguiente:

• 76,1% (IC 95%: 64,5-85,4) para el refuerzo de nueva generación Sanofi-GSK, frente a
• 63,2% (IC del 95%: 51,3-73,9) para el refuerzo de Pfizer BioNTech D614, y
• 55,3% (IC 95%: 43,4-66,7) para el Sanofi-GSK D614 (candidato a refuerzo de primera generación).

En este estudio, que incluyó a 247 sujetos, las tres vacunas también provocaron anticuerpos neutralizantes contra la variante Ómicron BA.1, siendo la respuesta más alta la generada por el candidato de nueva generación Sanofi-GSK. Hay que tener prudencia, porque los resultados del estudio COVIBOOST están aún a la espera de su publicación en una revista revisada por pares.

Este candidato a vacuna de refuerzo de próxima generación ha demostrado su potencial para proteger frente a las variantes de COVID-19 de preocupación, incluyendo Ómicron BA.1 y BA.2.

Cabe destacar que en ambos estudios, el candidato a vacuna de nueva generación de Sanofi-GSK fue bien tolerado. En el estudio de la cohorte 2 de VAT02 se notificó un número bajo (menos del 4 por ciento) de reacciones de grado 3, todas ellas transitorias y no graves.


También te puede interesar: