La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha publicado un documento que reúne recomendaciones generales de vacunación en pacientes oncológicos diferenciando, principalmente, entre neumococo, herpes zóster, gripe y COVID-19, además de otro tipo de vacunaciones.

En primer lugar, la sociedad científica destaca la importancia de considerar la contraindicación de administrar vacunas de virus atenuados en pacientes con inmunosupresión. Esto se debe al riesgo existente de replicación viral e infección.

En este contexto, las vacunas se desaconsejan durante el tratamiento con quimioterapia, de hecho, deberían administrarse al menos 4 semanas antes del tratamiento, según señalan los expertos.

Por el contrario, las vacunas inactivadas son seguras en este contexto: los pacientes que estén recibiendo quimioterapia pueden vacunarse con ellas. Sin embargo, la SEOM señala que “su eficacia puede verse comprometida”.

Debido a ello, la sociedad científica recomienda la vacunación previa al inicio del tratamiento oncológico “siempre que sea posible”, desarrollándose la administración de las vacunas al menos 2 semanas antes del tratamiento, en caso de las inactivadas, y al menos 4 semanas en las vacunas de virus atenuados.

Asimismo, existen casos en los que están indicado la vacunación durante el tratamiento oncológico activo, pero la SEOM subraya que “no hay una recomendación clara sobre el momento del ciclo de tratamiento en que administrarla”.

Vacunación ante COVID-19

Las vacunas para prevenir el SARS-CoV-2 están a la orden del día para la población general. En pacientes de riesgo, especialmente los pacientes oncológicos, también se recomienda “cualquiera de las vacunas actualmente disponibles”, señala el documento de la SEOM, tanto las vacunas de ARN mensajero como las basadas en vectores virales, pero sin capacidad replicativa.

En este contexto, en pacientes con cáncer en tratamiento activo, se recomienda la administración de una dosis de recuerdo de la vacuna. Es conveniente señalar que es preciso vacunar al entorno familiar del paciente, así como los profesionales sanitarios.

Por otro lado, la sociedad señala que no hay consenso en el momento optimo de la vacunación a lo largo del ciclo.

Se recomienda la administración de una dosis adicional de la vacuna frente al SARS CoV-2 en los pacientes en tratamiento activo. 

Gripe y vacunación en pacientes oncológicos

Respecto a la gripe, se recomienda la administración de la vacuna con vacunas inactivadas, de forma anual antes del inicio de la temporada de gripe.

En este sentido, la sociedad coincide en que no hay consenso acerca del momento óptimo de vacunación e insisten en vacunar al entorno familiar y sanitario.

Se recomienda la vacunación anual frente a la gripe con vacunas inactivadas antes del  inicio de la temporada. 

Vacunación frente al neumococo

La vacunación ante el neumococo cuenta en la actualidad de dos vacunas: la vacuna antineumocócica polisacárida de 23 serotipos (VNP23) y la vacuna conjugada frente a 13  serotipos (VNC13).  

En este sentido, la SEOM diferencia la inoculación en pacientes con cáncer en tratamiento activo considerando a los pacientes que no hayan recibido ninguna de las vacunas por una parte, y por otra, a aquellos que ya habían recibido una dosis de VNP23.

Respecto a los pacientes que no hayan recibido ninguna de las vacunas, la SEOM recomienda la vacuna VNC13 seguida de la VNP23 a partir de las 8 semanas después, “aunque de forma óptima transcurrido un año desde la primera inoculación”.

Por otro lado, la sociedad recomienda, en pacientes que ya habían recibido una dosis de VNC13 la administración de 1 dosis de VNC13, y si han pasado más de 5 años desde la primera  dosis de VNP23, revacunar con VNP23 al menos 8 semanas tras la administración de VNC13. 

Se recomienda la vacunación frente al neumococo en los pacientes con cáncer en  tratamiento activo, con la administración de la vacuna VNC13 seguida de la vacuna  VNP23; y en aquellos que ya habían recibido 1 dosis de VNP23, la administración de 1  dosis de VNC13.

Herpes zóster y vacunación

La vacuna recomendada para hacer frente al herpes zóster es Shingrix. Los expertos sanitarios recomiendan la inoculación de las dos dosis separadas por dos meses en pacientes con tumores sólidos en tratamiento con quimioterapia y otras terapias con riesgo de inmunosupresión.

Respecto a la disponibilidad de la vacuna, tras su aprobación en septiembre por parte de Sanidad, son varias las comunidades que se han unido en la vacunación.

Madrid es uno de los ejemplos más recientes con la compra de 251.730 dosis. Este 2021 comenzará a administrarse a personas incluidas en los grupos de riesgo y en 2022 a personas entre 65 y 80 años, según indicó el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

En este sentido, seguía la senda de Castilla y León. Unos días antes, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunciaba que las personas mayores de 65 años y los mayores de 18 años con dolencias previas serán vacunados frente al HZ en 2022.

Esta comunidad ha comprado más de 21.000 dosis. Un poco menos, 15.000 unidades, ha adquirido Murcia, que se suma junto a la Comunidad Valenciana, con la compra de 42.520 dosis.

Más de 2.000 dosis ha comprado La Rioja para vacunar a los adultos en la campaña 2021-2022 y Cataluña también se suma a la lista de comunidades con la vacuna de HZ, dirigida a personas de riesgo.

Respecto a las islas, en Baleares, la Consejería de Salud y Consumo ha contratado el suministro de la vacuna de HZ por el valor de 1,6 millones para 2021 y en Canarias, se han adquirido un total de 18.634 dosis.

Esta vacuna no ha estado  disponible hasta el momento de la redacción de este informe, pero se prevé el inicio de  campañas de vacunación de los pacientes de riesgo próximamente, incluyendo a pacientes con  tumores sólidos en tratamiento con quimioterapia o terapias potencialmente  inmunosupresoras.

Se recomienda la vacunación frente al herpes zóster en pacientes con tumores sólidos  en tratamiento con quimioterapia, mediante la administración de 2 dosis de la vacuna  HZ/su (Shingrix®), con un intervalo de 2 meses. 

Otras vacunas

En referencia al resto de vacunaciones, la SEOM recomienda estar al día en el resto de las vacunaciones indicadas en la población general,  como la vacuna frente al tétanos y difteria (Td), hepatitis B.

La vacuna triple vírica frente al  sarampión, rubeola y parotiditis está contraindicada durante el tratamiento inmunosupresor, al igual que otras vacunas de virus vivos como pueden ser ciertas vacunas recomendadas para viajes internacionales, como la vacuna de la fiebre amarilla, la vacuna oral frente a la fiebre  tifoidea o frente al cólera.

Por ello, recomienda la vacuna antimeningocócica como en otros  pacientes inmunosuprimidos, aunque se recomienda su administración previa al tratamiento o tras su finalización.


También puede interesarte: