Premios BiC

Estos días se está celebrando el XVII Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED), un encuentro científico que ha reunido virtualmente a más de 800 expertos en el tratamiento del dolor y que está siendo un foro de intercambio de conocimiento científico y clínico sobre la materia.

Según la Federación Europea del Dolor, el 20% de la población mundial sufre dolor crónico y la OMS lo reconoce como un importante problema de salud pública global. La esperanza de vida ha aumentado significativamente en las últimas décadas, la medicina ha hecho posible la cura de muchas enfermedades y otras se han cronificado. Del mismo modo, los avances en el tratamiento del dolor, presente en numerosas enfermedades, han sido importantes y se dispone de un amplio arsenal terapéutico en constante evolución. El abordaje del dolor es tema cada vez más demandado por la comunidad científica y la sociedad en general, que asumen que el dolor es en sí una enfermedad y, por ello, hay que tratarlo adecuadamente.

En el congreso se están abordando una gran variedad de temas sobre los avances en el manejo de los pacientes con dolor. Algunos de los más novedosos tratados son el uso del cannabis medicinal para el tratamiento del dolor en otros países europeos y la limitación en España debido a la legislación; y la utilización de las nuevas tecnologías como e-health en los pacientes con dolor, especialmente en el dolor infantil.

“Todo está pendiente de la decisión de la Comisión de Estupefacientes que, de momento, se resiste a pronunciarse”

Jesús de Santiago Moraga, Unidad de Dolor del Hospital Quironsalud de Tenerife

Actualización en cannabis medicinal

En la mesa redonda moderada por Jesús de Santiago Moraga, Unidad de Dolor del Hospital Quironsalud de Tenerife, se ha puesto de manifiesto que a día de hoy, y en el contexto internacional de las Naciones Unidas, el cannabis no está reconocido como un producto con utilidad médica y tiene el tratamiento de droga prohibida, como la heroína y con mayor control que la cocaína. La OMS ha cuestionado esta clasificación y ha solicitado que se reconozca la utilidad médica del cannabis, para permitir la investigación y el uso en el ámbito de la salud.

“Todo está pendiente de la decisión de la Comisión de Estupefacientes que, de momento, se resiste a pronunciarse. En diciembre de 2020 podría haber un pronunciamiento de dicha Comisión, salvo que lo vuelvan a retrasar como ya han hecho, inexplicablemente, en marzo de 2019 y en marzo de 2020″, ha señalado Santiago.

Hay reglamentación para acceder legalmente al cannabis con finalidad médica y terapéutica y para continuar y potenciar la investigación en numerosos países de nuestro entorno socio-político y cultural: Italia, Reino Unido, Alemania, Portugal, Holanda, Dinamarca, Luxemburgo, República Checa, Finlandia, Polonia, Canadá y 33 estados de EE UU. Además, existen regímenes de dispensación en Israel, Tailandia, Malaui, Zimbabue, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, Jamaica, Chile, Colombia, Argentina, Perú, Costa Rica, Ecuador y Uruguay. En otros países se están tramitando normativas tendentes a reconocer el uso médico del cannabis.

Algunos partidos políticos han planteado proposiciones para la regulación del cannabis medicinal y recreativo

Pero en España, la legalización del uso del cannabis medicinal es todavía una asignatura pendiente. Algunos partidos políticos han planteado proposiciones para la regulación del cannabis medicinal y recreativo, en alguna ocasión incluso dando voz a grupos sociales y expertos universitarios, pero a día de hoy sigue sin regularse.

“La situación de España, en su contexto, es difícil de explicar, máxime si se tiene en cuenta que existen autorizaciones de la Agencia Española del Medicamento para cultivar, fabricar, distribuir y exportar cannabis sativa y sus productos. Estos productos que se obtienen en España acaban en otros países y aquí no son accesibles”, explica Santiago.

Los expertos han destacado que la investigación básica ha demostrado que el sistema endocannabinoide se comporta en múltiples ocasiones como un sistema modulador

En cuanto a la investigación de nuevos cannabinoides y nuevas dianas en el tratamiento del dolor, los expertos han destacado que la investigación básica ha demostrado que el sistema endocannabinoide se comporta en múltiples ocasiones como un sistema modulador, buscando el equilibrio y la homeostasia en múltiples ocasiones. Por ello, es muy importante profundizar en su funcionamiento, ya que se ha comprobado que éste es distinto en situaciones patológicas y en situaciones fisiológicas. Esto es lo que más interesa en la actualidad. No hay grandes novedades en cuanto a nuevas moléculas que se unan a receptores cannabinoides, pero sí que hay muchas interacciones receptoriales que pueden dar lugar a interesantes combinaciones farmacológicas, como el uso conjunto de opioides y cannabinoides, o cannabinoides y distintos tipos de fármacos neuromoduladores.

Por otra parte, se están llevando a cabo varios ensayos clínicos, con fármacos ya conocidos para el tratamiento del dolor, pero con un diseño mucho más cuidado, para poder así obtener resultados de mayor relevancia clínica y que contribuyan a asentar la evidencia científica disponible.

Nuevas tecnologías en el manejo del dolor infantil

Esta mesa redonda, moderada por Jordi Miró, director de la Cátedra de Dolor Infantil URV-FG de la Universitat Rovira i Virgili, se ha debatido cómo el avance de la tecnología en los últimos años y el uso de dispositivos móviles en la población es un hecho y cada día es mayor su utilidad. Los expertos han señalado que las nuevas tecnologías facilitan el acceso a la evaluación y tratamiento del dolor a prácticamente todo el mundo y en cualquier momento, cuando sea necesario e independientemente del lugar en el que la persona se encuentre. Además, mejoran la adherencia y el cumplimiento de las prescripciones terapéuticas y contribuye a reducir el gasto asociado a los tratamientos.

“Es como tener un especialista siempre disponible, que permite resolver las dudas de forma inmediata, que facilita el recuerdo de las acciones a realizar y que refuerza la conducta de cumplimiento terapéutico de las personas que lo utilizan como recurso”, ha destacado Miró.

La mejor forma de ayudar a los niños con dolor es utilizando un tratamiento interdisciplinar”

Jordi Miró, dir. de la Cátedra de Dolor Infantil URV-FG de la Universitat Rovira i Virgili

Durante la mesa redonda se ha debatido sobre técnicas específicas de distracción, fundamentalmente en el tratamiento del dolor oncológico infantil. Los especialistas han señalado que la (auto)distracción es una estrategia que se utiliza en diferentes ocasiones para ayudar a manejar el dolor pues permite reducir su intensidad. No obstante, esta técnica pierde su eficacia cuando el dolor es muy intenso. Es ahí cuando ayudas externas, como son los videojuegos, facilitan esta distracción. Al cambiar el foco de la atención del dolor a otro estímulo, se facilita la reducción de la intensidad y se promueve la recuperación.

En cuanto a las claves para abordar el tratamiento de dolor en un niño, Miró ha indicado que “depende de la edad y desarrollo cognitivo del niño, del problema, y de la propia naturaleza del dolor (sea agudo o crónico). Sea como sea, las investigaciones señalan que la mejor forma de ayudar a los niños con dolor es utilizando un tratamiento interdisciplinar”.

“Existen muchas aplicaciones que se han creado sin ningún tipo de rigor científico”

Jordi Miró, dir. de la Cátedra de Dolor Infantil URV-FG de la Universitat Rovira i Virgili

Finalmente, los expertos han debatido sobre las necesidades que todavía están pendientes en cuanto a las nuevas tecnologías para el tratamiento del dolor. Todos ellos están de acuerdo en que el ámbito de mayor crecimiento son las aplicaciones móviles. En este caso particular, lo más importante es saber si la aplicación que se propone ha sido desarrollada en base a los conocimientos disponibles y si ha sido contrastada empíricamente.

“Existen muchas aplicaciones que se han creado sin ningún tipo de rigor científico, una buena parte de ellas con un coste nada desdeñable, incluso algunas dan consejos que pueden causar daños graves a los pacientes. Tener una valoración ajustada sobre la calidad de las aplicaciones móviles disponibles es imprescindible”, ha concluido Miró.