Premios Fundamed

Este martes se cumplen seis meses desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió las primeras alertas de la llegada del nuevo coronavirus. A día de hoy, el organismo avisa de que la lucha contra la COVID-19 está “lejos” de terminar” e insta a los países a administrar oxígeno y dexametasona a los pacientes críticos.

En la rueda de prensa diaria, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus ha hecho un llamamiento para reflexionar sobre el progreso que hemos logrado y las lecciones que hemos aprendido, “y para volver a comprometernos a hacer todo lo posible para salvar vidas”, ha señalado.

En una semana en la que la pandemia ha superado los 10 millones de casos y las 500,000 muertes, Tedros ha recordado que una de las prioridades de los páises debe seguir siendo salvar vidas.

“La identificación temprana y la atención clínica salvan vidas.Proporcionar oxígeno y dexametasona a personas con enfermedad grave y crítica salva vidas. Y prestar especial atención a los grupos de alto riesgo, incluidas las personas mayores en centros de atención a largo plazo, salva vidas”. ha subrayado.

“japón tiene una de las mayores poblaciones de personas mayores, pero su tasa de mortalidad es baja”

El director del organismo ha puesto de ejemplo a Japón. “Tiene una de las mayores poblaciones de personas mayores, pero su tasa de mortalidad es baja, y la razón es lo que acabamos de decir: muchos países pueden hacer eso, pueden salvar vidas”. explicaba.

Dicho esto, ha informado de que esta semana se va a convocar la segunda reunión para evaluar el progreso en investigación y desarrollo y reevaluar las prioridades de investigación para la próxima etapa de la pandemia. “Ya hemos aprendido mucho sobre este virus, pero todavía hay mucho que no sabemos, y todavía hay herramientas que necesitamos”, ha añadido.