Premios Fundamed

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha acogido con “satisfacción” los resultados de los ensayos clínicos iniciales del Reino Unido que muestran que la dexametasona, un corticosteroide, puede salvar la vida de los pacientes que están gravemente enfermos con Covid-19.

Y es que, tal y como ha recordado el organismo de Naciones Unidas, para los pacientes con ventiladores se ha observado que el tratamiento reduce aproximadamente un tercio la mortalidad en aproximadamente, y para los pacientes que requieren solo oxígeno en aproximadamente un quinto.

“Este es el primer tratamiento que ha demostrado que reduce la mortalidad en pacientes con Covid-19 que requieren oxígeno o asistencia respiratoria. Esta es una gran noticia y felicito al Gobierno del Reino Unido, a la Universidad de Oxford y los numerosos hospitales y pacientes que han contribuido a este avance científico que salva vidas”, ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Desde 1960

La dexametasona es un esteroide que se ha utilizado desde la década de 1960 para reducir la inflamación en una variedad de afecciones, incluidos los trastornos inflamatorios y ciertos tipos de cáncer. De hecho, se ha incluido en múltiples formulaciones en la ‘Lista Modelo de Medicamentos Esenciales‘ de la OMS desde 1977, actualmente está fuera de patente y está disponible de forma asequible en la mayoría de los países.

Se espera el análisis completo de los datos en los próximos días y, según ha informado la OMS, el organismo coordinará también un metanálisis para aumentar la comprensión general de esta intervención. “La OMS continuará trabajando junto con todos los socios para desarrollar aún más terapias y vacunas que salvan vidas para abordar Covid-19, incluso bajo el paraguas del ‘Acelerador de herramientas de acceso a Covid-19′”, ha zanjado el organismo.