J. A. R. Enviado especial a Viena | viernes, 09 de diciembre de 2016 h |

Mariano Provencio, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Puerta de Hierro y presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), comenta el presente y el futuro de la inmunoterapia en esta patología.

Pregunta. ¿Cuáles han sido los principales avances en el tratamiento del cáncer de pulmón en los últimos años?

Respuesta. Aparte del descubrimiento de nuevos fármacos, identificar las poblaciones más sensibles a determinados tratamientos gracias a nuevos marcadores tumorales y mutaciones, como EGFR, ALK y ROS1. Todo ello nos permite avanzar en la medicina personalizada para los pacientes que sufren esta patología.

P. ¿Cómo ve el presente y el futuro de la inmunoterapia para el cáncer de pulmón?

R. Es una gran realidad. Ya hay tumores para los cuales la inmunoterapia tiene indicación. Mejora la supervivencia global. Es una herramienta nueva, y ya se están estudiando cómo puede beneficiar a los pacientes combinada con la quimioterapia, por ejemplo. Creo que, aparte de su presente, se puede afirmar que aún se avanzará mucho en este sentido.

P. ¿En qué subipos de cáncer de pulmón ha demostrado ya su eficacia este abordaje?

R. De momento, en los dos mas frecuentes: escamoso y no escamoso. Juntos representan casi el 90 por ciento de los casos de cáncer de pulmón. Ahora, la inmunoterapia está aprobada para segundas líneas. Se está investigando para su indicación en primera línea, y probablemente no se tardará mucho en lograrlo.

P. ¿También siguen siendo relevantes los estudios sobre la toxicidad de la quimioterapia?

R. Sí. En este congreso hemos presentado un estudio en estadíos 3b inoperables en el que se ha comparado la combinación de la quimioterapia típica de Estados Unidos (cisplatino y etopósido) y la típica de la Unión Europea (cisplatino y vinorelbina). Ambas son igual de eficaces, pero la toxicidad de esta última es mucho menor, con un 30 por ciento menos de pacientes que se ven afectados de neumonitis.