Premios BiC

Laboratorios de todo el mundo intentan descifrar los procesos fisiológicos e inmunológicos que se encuentran detrás de las manifestaciones clínicas del Covid-19. Se trata de un trabajo fundamental para la identificación y el diseño racional de terapias efectivas.

Un estudio publicado en Nature ofrece una descripción general de la fisiopatología de la infección por SARS-CoV-2. La investigación, coordinada por la Red de Inmunología de Singapur, perteneciente a la Agencia para la Ciencia, Tecnología e Investigación, estudia la interacción de SARS-CoV-2 con el sistema inmune y la contribución posterior de respuestas inmunes disfuncionales a la progresión de la enfermedad.  Asimismo, relaciona las características fisiopatológicas e inmunológicas paralelas de los otros coronavirus humanos dirigidos al tracto respiratorio inferior como el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV).

Respuesta inflamatoria agresiva

La fisiopatología de la infección por SARS-CoV-2 se parece mucho a la de la infección por SARS-CoV, con respuestas inflamatorias agresivas fuertemente implicadas en el daño resultante a las vías respiratorias . Por lo tanto, la gravedad de la enfermedad en los pacientes se debe, no solo a la infección viral, sino también a la respuesta del huésped. El patrón de severidad creciente con la edad también es ampliamente consistente con la epidemiología del SARS-CoV y MERS-CoV.

El primer paso en la infección es la unión del virus a una célula huésped a través de su receptor objetivo (ACE2). La infección por SARS-CoV reduce la expresión de ACE2 en las células pulmonares. Debido a que la pérdida de la función pulmonar de ACE2 está asociada con una lesión pulmonar aguda, la regulación por disminución de ACE2 inducida por virus puede ser importante para la patología de la enfermedad. Se ha demostrado que ACE2 regula el sistema renina-angiotensina (RAS), por lo tanto, una reducción en la función ACE2 después de una infección viral podría provocar una disfunción del RAS, que influye en la presión sanguínea y el equilibrio de líquidos / electrolitos, y mejora la inflamación y la permeabilidad vascular en las vías respiratorias.

Bloquear ACE2

Los investigadores del trabajo explican que una vía para el desarrollo de la terapia contra el SARS-CoV-2 es bloquear el receptor ACE2, objetivo del huésped.

Actualmente, hay compuestos que se dirigen a estas moléculas que han sido clínicamente aprobadas para otras indicaciones. Por ejemplo, los algoritmos de aprendizaje automático predijeron que baricitinib, un inhibidor de la Janus quinasa (JAK) aprobado para el tratamiento de la artritis reumatoide, podría inhibir la endocitosis mediada por ACE2.

Los anticuerpos monoclonales que se dirigen a la proteína S (la proteína espiga que se expresa en la superficie de las partículas del virus) también pueden inhibir la entrada o fusión del virus.

El coronavirus penetra en las células humanas a través de la unión de la proteína de pico al receptor ACE2.

Inmunidad de células T

Las respuestas de las células T y B contra el SARS-CoV-2 se detectan en la sangre alrededor de una semana después del inicio de los síntomas de Covid-19.

 Las células T CD8 + son importantes para atacar y matar directamente a las células infectadas por virus, mientras que las células T CD4 + son cruciales para preparar a las células T CD8 + y a las células B. Las células T CD4 + también son responsables de la producción de citocinas para impulsar el reclutamiento de células inmunes. La primera autopsia de un paciente con Covid-19 reveló una acumulación de células mononucleares (probablemente monocitos y células T) en los pulmones, junto con bajos niveles de células T hiperactivas en la sangre periférica . Junto con informes de linfopenia y niveles reducidos de células T periféricas en pacientes, estos hallazgos sugieren que las células T son atraídas fuera de la sangre hacia el sitio infectado para controlar la infección viral

“Las células T específicas de coronavirus son claramente importantes para eliminar el virus y controlar el desarrollo de la enfermedad y deben considerarse en las estrategias de vacuna”

En el caso del SARS-CoV, a pesar de la respuesta alterada, los pacientes que se recuperaron de la infección desarrollaron células T de memoria específicas de coronavirus, que se encontraron hasta 2 años después de la recuperación.

Respecto al SARS-CoV-2, los investigadores puntualizan que las células T específicas de coronavirus son “claramente importantes para eliminar el virus y controlar el desarrollo de la enfermedad y deben considerarse en las estrategias de vacuna”. Sin embargo, queda por investigar si las respuestas de las células T por sí solas son capaces de prevenir la infección en entornos humanos.

Inmunidad de células B

Las respuestas de células B en pacientes con Covid-19 se producen simultáneamente con respuestas de células T auxiliares foliculares, aproximadamente una semana después del inicio de los síntomas .

En el caso del SARS-CoV, las respuestas de anticuerpos neutralizantes comienzan a desarrollarse en la semana 2, y la mayoría de los pacientes desarrollan anticuerpos neutralizantes en la semana 3. Dado que los títulos virales alcanzan su máximo antes para el SARS-CoV-2 que para el SARS-CoV, las respuestas de anticuerpos también pueden surgir antes. Sin embargo, parece que un subconjunto de pacientes puede no desarrollar anticuerpos duraderos contra el SARS-CoV-2, según continúa el estudio.

Las muestras de suero de convaleciente se han aplicado con aparentemente buenos resultados clínicos en Covid-19

Los anticuerpos con probabilidades de ser eficaces contra SARS-CoV-2 se podrían encontrar en las muestras de suero de convaleciente, que se han aplicado ya con aparentemente buenos resultados clínicos en Covid-19, y también se utilizaron previamente con éxito en el tratamiento de SARS

En China, los hospitales han iniciado el uso de plasma convaleciente como fuente de anticuerpos policlonales terapéuticos para el tratamiento de Covid-19, y los primeros datos sugieren un impacto positivo en la carga viral y la mortalidad respiratoria .


También te puede interesar…