Premios BiC
S.P. | miércoles, 20 de marzo de 2019 h |

La salud bucodental debería ser una prioridad en las familias. La prevención y la visita organizada al dentista es crucial para evitar tratamientos complejos, que se extiendan en el tiempo y que tengan un coste elevado. Susana Crespo, Cum Laude en Odontología y directora de la Cínica Dental SCJ en Alicante explica a GM cuál es abordaje actual en los problemas bucodentales.

Pregunta: ¿Cuáles son las patologías bucodentales más habituales?

Respuesta: La caries es una afectación muy común hoy en día debido a la dieta rica en azúcares que tenemos, por otro lado la falta de higiene genera problemas de sangrado de encías (gingivitis) que son también muy comunes. En muchos casos también, la falta de espacio o el no reponer los dientes ausentes genera malposiciones dentarias que también es una afección que se ve en un alto número de pacientes y por último, el desgaste de los dientes y molestias en la mandíbula a consecuencia de apretar los dientes (bruxismo) mientras se duerme , generalmente por estrés, es también una afección muy común en las consultas.

P: ¿Preocupa la tendencia creciente de alguna?

R: En realidad todos ellos preocupan, pues la gente no es del todo consciente de las repercusiones de no tratar a tiempo estos problemas, ponen excusas de que no tienen tiempo ni dinero y luego cuando sufren las consecuencias de dejarlo estar, generalmente dolor, es cuando se ven obligados a encontrar el más del doble de tiempo y pagar más del doble de dinero por solucionarlo después.

P: ¿Cuál es el abordaje clave en el caso de problemas más graves?

R: En el caso de las caries, cuando no son detectadas y tratadas a tiempo, lo cual es muy frecuente, y llega al nervio, ya no es hacer un empaste, ya hay que quitar el nervio que está afectado y poner una corona. Es una pena que la gente no vaya a sus revisiones cada 6 meses y visite al dentista para que se puedan detectar estas caries y tratarlas a tiempo, lo cual supone una media de 50-70 euros de gasto y una media hora de tiempo. Se ahorrarían el dolor que causa la caries que se deja y llega al nervio, los 400-500 euros que cuesta arreglar el diente una vez está afectado el nervio, y las 3 o 4 sesiones de una hora cada una que se tarda en solucionar este problema.

En el caso de gente a la que le sangran las encías, muchas veces, lo único que hacen es ir a la farmacia y le dan un enjuague bucal y ya está, no acuden al dentista para que se les pueda informar de su problema y de las consecuencias de no tratarlo. No reponer dientes perdidos también puede traer consecuencias graves a la larga pues se pierde hueso con el tiempo donde no hay diente y luego hay que reponer el hueso antes de poner un implante. En el caso de que la ausencia esté en la zona posterior, se desplazan los dientes hacia el hueco y puede dar lugar a no poder morder con los dientes anteriores ya que puede levantar la mordida atrás una muela que se mueve, en el caso de que la ausencia esté en la zona anterior, se puede desplazar toda la línea media de los dientes con respecto a la línea media de la cara ya que los dientes de al lado se desplazan hacia el hueco. Por último, apretar los dientes mientras se duerme desgasta mucho los dientes y por ello conviene poner una férula para protegerlos, de otra forma pueden llegar a desgastarse hasta comerse casi completamente la corona del diente y llegar al nervio. Además, si no se pone la férula se pueden producir dolores de cabeza y de oído y mandíbula.

P: En los últimos años se ha hablado mucho del abuso de antibióticos en las clínicas dentales…

R: La verdad es que sí que abusamos mucho de los antibióticos , yo trabajé en Inglaterra durante 4 años como dentista y recuerdo que allí no se podía prescribir amoxicilina de más de 500mg, mientras que aquí se prescribe muy a menudo 875mg. Además se suelen usar marcas comerciales en lugar de genéricos que son lo mismo pero más baratos. Luego sí que estoy de acuerdo en que se abusa mucho de los antibióticos, de la cantidad que se prescribe y de que se mandan muy a la ligera y en ocasiones no serían necesarios, es importante un buen diagnóstico para saber bien en qué casos está de verdad indicado. Además, hay otro problema, volviendo a la comparación con Inglaterra, allí las farmacias dan al paciente exactamente la cantidad de pastillas que necesitan para el tratamiento que le has mandado, es decir, si el dentista o el médico prescribe una pastilla de antibiótico, tres veces al día, durante 7 días, al paciente le dan las 21 pastillas que necesita para ese curso de tratamiento, no más. En España te dan la caja de 30 comprimidos con lo cual te sobran pastillas, y eso, en mi opinión favorece la automedicación y la resistencia a los antibióticos y voy a explicar por qué. Las personas a menudo cuando sienten dolor o se resfrían o tienen alguna molestia se acuerdan de las pastillas de antibiótico que le sobraron y empiezan por su cuenta a tomarlas y quizá no eran indicados, o bien, si eran indicados pero tienen la costumbre de dejar el tratamiento a los tres días cuando sienten mejoría. Dejar un curso de antibiótico a medias genera resistencias, ya que durante 3 días por ejemplo, los antibióticos matan las bacterias y por eso se nota mejoría, pero hasta que no acabas todo el curso de antibióticos, generalmente 5-7 días, pues quedan bacterias aún sin matar y consecuentemente se hacen más fuertes y resistentes frente al antibiótico que ya conocen desarrollando mecanismos de defensa frente a estos. Al no morir las bacterias al principio estas se hacen más resistentes con lo que la infección puede volver y cuando tienes que tomar de nuevo el antibiótico por esta u otra razón, el efecto es inferior pues las bacterias ya están preparadas.

P: ¿Qué destacaría de las nuevas técnicas diagnósticas?

R: Hoy en día se ha mejorado mucho el diagnóstico gracias a las nuevas tecnologías. Hoy en día se pueden hacer radiografías en tres dimensiones donde vemos el hueso tanto en altura como en anchura y eso facilita una información muy valiosa y útil en algunos casos que antes no se tenía. Por ejemplo, si vas a extraer una muela del juicio, si en una radiografía de toda la boca dudas de su posición respecto al nervio, puedes hacer una radiografía en 3 dimensiones y ves exactamente y en todos los planos del espacio y la relación del nervio y la muela, con esta información evitas riesgos innecesarios. Además, el hecho de que las radiografías sean digitales hace que el paciente reciba mucha menos radiación que antiguamente y que haya programas especiales para visualizarlas hace que el revelado sea muy rápido y aparezca la imagen en el ordenador en unos segundos favoreciendo el diagnóstico pues se puede jugar con los contrastes y mejorar la nitidez de la misma.

Hay escáneres en 3 dimensiones también que lo que hacen es reproducir tu boca en 3 dimensiones en la pantalla y así se puede diagnosticar mejor e incluso hacer simulaciones de cómo quedaría tu boca tras hacer una ortodoncia para corregir tu apiñamiento, o hacer un diseño de sonrisa que consiste en simular unos cambios en el nivel de la encía, la forma o el color de los dientes , entre otros, para conseguir tu sonrisa ideal y si le gusta al paciente se lleva a cabo y el dentista tiene un estudio a medida hecho y con todas las medidas.