La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha comenzado a evaluar una aplicación para extender el uso de la vacuna COVID-19 de Moderna, Spikevax, a niños de 6 a 11 años. El comité de medicamentos humanos (CHMP) de la Agencia revisará los datos sobre la vacuna, incluidos los resultados de un estudio clínico en curso con niños que comprenden el citado tramo etario, para decidir si recomendar extender su uso.

El cronograma actual para la evaluación prevé una opinión en aproximadamente 2 meses, a menos que se necesite información o análisis complementarios. Este es un calendario más corto en comparación con tipos similares de revisiones fuera de una pandemia.

La Agencia comunicará el resultado de su evaluación. A continuación, la opinión del CHMP se enviará a la Comisión Europea, que emitirá una decisión final.


También te puede interesar…