E. B. Barcelona | viernes, 11 de noviembre de 2016 h |

El futuro de la atención de los pacientes crónicos pasa por ofrecer servicios, y no sólo productos, según Azucena Carranzo, médico de Atención Primara y responsable de Gerencia del Centro de Atención Primaria Vallcarca (Barcelona).

Por eso, esta experta valora tan positivamente el acuerdo alcanzado por su centro (una Entidad de Base Asociativa, es decir, un centro de salud autogestionado) con Roche Diabetes Care Spain. Como explica esta experta, “antes teníamos que ir pactando los precios de las tiras reactivas para medir la glucosa con los diferentes expertos, y teníamos que estar pendientes de ofertas y otras gestiones. Pero nuestro objetivo es dar asistencia a los pacientes, no estar pendientes del coste. Por eso nos pareció tan atractiva la oferta de Roche, porque no estaba centrada sólo en el precio, sino en ofrecer una gama de servicios.”.

Entre los servicios que ofrece esta colaboración público-privada, la experta destaca que los pacientes pueden recibir las tiras reactivas en su domicilio o en cualquier otro punto de España, por ejemplo, cuando están de vacaciones. “Además —comenta Carranzo—, Roche tiene una plataforma de software ligada a las tiras reactivas. El paciente se puede descargar el programa y el sistema nos avisa si el paciente sufre muchas hipoglucemias o hiperglucemias.. De esta manera, señala Carranzo, “se logra un mejor control de la patología”. Un factor que considera “fundamental” en una patología como la diabetes, que es crónica.

Este modelo innovador no sólo supone una importante mejora en el modelo asistencial, sino también en el modelo de compra y de relación de una empresa como Roche con las autoridades sanitarias, con un modelo cualitativo no basado en compra de producto sino en compra de valor y en lograr una mejora en la calidad de vida del paciente haciendo un uso eficiente de los recursos sanitarios

En opinión de Carranzo, acuerdos como este, que implican la participación del paciente, los profesionales sanitarios y la industria, “se han de mirar siempre con buenos ojos, porque, evidentemente, el precio del producto es importante, pero no lo es todo. Cada vez será más relevante ofrecer servicios”.