Isabel Jimeno: “Las vacunas de herpes zóster presentan cifras de efectividad esperanzadoras, estamos contentos de poder prevenirlo”

Gaceta Médica entrevista a Isabel Jimeno (SEMG) acerca de las novedades vacunales y el manejo del herpes zóster en atención primaria

967

Gaceta Médica entrevista a la especialista Isabel Jimeno, responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). La experta, también miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Comunidad de Madrid, y profesional de Atención Primaria en el centro de salud de Isla de Oza, desgrana las novedades vacunales que más han ayudado en los últimos tiempos y destaca la importancia de algunos “hitos” de la vacunación, como el éxito de la última campaña de la gripe o la posibilidad de evitar la aparición del herpes zóster, una erupción cutánea muy frecuente en adultos, progresivamente con la edad y que requiere de intervenciones a nivel de Salud Pública.

Los cambios demográficos y la incorporación de la vacunación precisan de una monitorización estrecha para mejorar la calidad de vida de los pacientes y evitar la aparición de la peor consecuencia del herpes zóster: la neuralgia posherpética.


Pregunta. ¿Cuáles son las últimas inclusiones imprescindibles del calendario vacunal para adultos? ¿Qué vacunas sería necesario incluir?

Respuesta.Yo creo que han pasado varias cosas importantes. En primer lugar, el efecto de la pandemia ha hecho que las vacunas ocupen un lugar preferente y, probablemente, este ha sido el único efecto bueno de la pandemia, pero además, este hecho ha conseguido poner las vacunas en un lugar muy importante respecto al adulto. En relación a los niños ya lo teníamos, pero a partir del año pasado, las vacunas en el adulto se mueven y aparecen incorporaciones que no estaban en los calendarios.

Uno de los ejemplos más importantes es la campaña de la gripe del año pasado, que fue muy buena. El interés de las comunidades autónomas y del Ministerio de Sanidad se notó y esto es muy importante, porque antes no se notaba. Antes, la campaña de vacunación de la gripe era un trámite y el año pasado se puso en valor la vacuna de la gripe: un efecto importante en la vacunación del adulto.

Otro evento, fue lo que paso con la vacunación antineumocócica, una vacunación que estaba un poco perdida y se desarrollaba en distintas comunidades, a partir de 2020 empezó a despegar, hay más comunidades que introducen la vacuna en su calendario. Por otro lado, además de la vacuna polisacárida que ya la tenían, aparece la vacuna conjugada, algo que es beneficioso para la población.

Otro cambio importante, es la metodología que se ha seguido en determinados casos. Por ejemplo, algunas comunidades autónomas como Andalucía y Murcia hacen lo mismo que hace Holanda: a aquellos pacientes que hayan tenido un COVID grave, independientemente de que hayan estado ingresados o no, se les vacuna también con la vacuna antineumocócica para prevenir posibles infecciones de neumococo.

También hay cambios para el próximo año y una de las más importantes es la vacunación en herpes zóster, que teníamos una vacuna, sí, pero ha llegado otra vacuna realmente importante a mi modesto modo de ver. Por otro lado, las vacunas de la COVID siguen y no se van a parar ahí, Novavax acaba de ser aprobada por la EMA. Ahí seguimos, no vamos a parar.

Todo ello es importante en cuanto al adulto, es verdad que se pueden hacer más cosas, hay cambios tontos que pueden hacerse como la vacuna de recuerdo de difteria, tétanos y tos ferina, que se puede poner tranquilamente. Durante la pandemia se está viendo que la tos ferina está ahí, con mayor o menor importancia, pero tiene una solución rápida.

Estos son los cambios más importantes en relación a las vacunas pero esto, en sí, no es lo más importante, lo destacable es que la vacunación se mueve, la gente se preocupa y esto ya va como una rueda que no para.

Luego respecto a la vacuna del papiloma humano (HPV), sería importante introducir esta vacuna en niños varones como una mejora en el calendario vacunal infantil. Es absolutamente fundamental dirigirla a varones también, porque no es una vacuna que prevenga del cáncer de cérvix únicamente, ayuda a prevenir cáncer anal o cáncer de vías superiores, entre otros.

P. ¿Cómo se podría favorecer la financiación de vacunas?

R. La vacunación es la actuación coste-efectiva más barata y más rentable que hay, quizá las autoridades deben plantearse, cuando se decide si una vacuna se introduce en el calendario, que hablamos de salud pública y que el coste-efectividad es importante. En este sentido, no hay porque tirar todo con un precio a la baja.

En esta línea, si la vacunación del adulto va hacia delante, también debe avanzar en el terreno económico y que el dinero que se invierte en vacunas aumente. Dentro de los gastos en medicación, el destinado a vacunas es muy poco y es de una eficiencia total.

P. ¿Qué se puede hacer para favorecer la vacunación entre adultos?

R. Hay varios puntos importantes para que trabajemos la vacunación de los adultos: la primera es la formación de los profesionales de atención primaria, ya que la vacunación en la residencia es prácticamente nula, y en atención primaria la vacunación es de todos. Además, la vacunación es transversal, es importante a lo largo de la vida del paciente, no solo en pediatría.

“Es importante la formación en cuanto a todos los profesionales sanitarios, tanto en atención primaria como hospitalaria”

En segundo lugar hay que hacer una divulgación importante dirigida a la población: hay que contarles acerca de la importancia de la vacunación.

Un ejemplo que suelo usar mucho es el hecho de que a los cardiólogos nos han grabado a fuego la importancia de andar, de no tomar grasas, de tener la tensión controlada… ¿Por qué no fomentar también el envejecimiento saludable con la vacunación? Es otra cosa más, y es una labor de un Ministerio de Sanidad, de las comunidades autónomas y también de las sociedades científicas, que hacemos lo que podemos.

P. Respecto al herpes zóster, ¿Podría explicar qué es y qué produce su aparición?

R. Todos los pacientes conocen el herpes zóster, pero normalmente lo conocen como ‘la culebrilla’. Es una erupción cutánea que aparece en vesículas que son muy dolorosas y, sobre todo, empiezan a aparecer en la gente a partir de cierta edad, porque el sistema inmunitario empieza a hacerse mayor, empieza la inmunosenescencia y ahí el herpes se reactiva.

¿Por qué se reactiva? Porque es por el virus causante de la varicela, este virus se queda acantonado y en algún momento puede aparecer, especialmente cuando el sistema inmunitario baja.

P. ¿Qué complicaciones puede tener el herpes zóster? ¿Cómo debe tratarse la neuralgia postherpética?

R. Las complicaciones no solo aparecen cuando se activa el herpes zóster, sino después, porque el herpes zoster afecta a los nervios y una de las secuelas más frecuente es la neuralgia posherpética, que son dolores neurológicos, es decir, que te duelen los nervios, muy dolorosa muy molesta y es muy importante de controlar.

P. ¿Cuál es la incidencia de esta infección y con qué frecuencia se ve en atención primaria?

R. La frecuencia del herpes zóster es alta. Normalmente todos los pacientes con herpes los vemos nosotros, en atención primaria, si tienen mucho dolor normalmente van al hospital, pero luego les terminamos viendo en atención primaria. Es muy importante la detección y tratamiento porque son pacientes que tenemos nosotros.

“Estos pacientes se ven en primaria, se diagnostican en primaria, se tratan en primaria y se hace el seguimiento en atención primaria”

P. ¿Cómo se organiza atención primaria ante esta vacunación?

R. Nosotros, en Madrid, aún no hemos empezado a vacunar, en 2022 se va a vacunar a los pacientes en riesgo, que tienen más riesgo de padecer el herpes zóster, ya que son los pacientes que están inmunocomprometidos.

Los grupos de riesgo se corresponden con la lista que está en el Ministerio de Sanidad, en la Comunidad de Madrid todavía no han dicho como se va a hacer, pero lo lógico es pensar en base a las vacunas que tengamos disponibles. Lo más lógico es empezar a vacunar a las personas más mayores, y luego una cosa que estaría muy bien es empezar a vacunar por cortes etarios a todas las personas, no solo de riesgo, pero dependerá del número de vacunas.

“La prevención y la vacunación es una de las actividades que tiene atención primaria, igual que hemos vacunado de COVID, podemos vacunar de herpes zóster”

P. ¿Considera que falta mucho para que todas las comunidades se unan en la vacunación de herpes zóster?

R. Tienen que empezar en este camino todas las comunidades. Hay que vacunar de herpes zóster a todos los pacientes de riesgo.

Yo creo que ahora, personalmente, todas las comunidades en 2022 empezarán a vacunar a ese grupo, a los pacientes de riesgo, me imagino que después cada comunidad desarrollara las vacunaciones según sus prioridades.

Jugar con la vacunación en cuanto a campañas electorales, la salud publica y mejorar la salud en la población, no pueden estar sujetas a un programa electoral, a que salga uno u otra persona, tiene que tener su base científica y con hechos probados. Dependerá de las indicaciones.

P. ¿Qué ventajas aporta la vacuna Shingrix a los pacientes? ¿Por qué es necesario vacunar contra herpes zóster?

R. El herpes zóster desgraciadamente puede volver a aparecer, porque el virus de la varicela sigue ahí, se activa y puede aparecer. Tengo, entre mis pacientes, varias situaciones de inmunodeficiencia donde los virus se activan, a veces con todas las secuelas, otras veces con algunas.

El virus del herpes zóster puede volver a aparecer. La vacuna, por un lado, va a prevenir tener el herpes, pero además de eso va a prevenir también la aparición de neuralgia posherpetica, que es lo que da más miedo.

“La neuralgia posherpética es horrible porque es un dolor difícil de manejar”

Esta enfermedad aparece muchas veces en pacientes polimedicados, con dolencias crónicas que no son de fácil manejo. Además, el herpes zóster invalida mucho a la gente, no solo a nivel personal, por lo que el nivel de vida de estos pacientes cambia.

En relación con esta nueva vacuna, los estudios han hecho un seguimiento durante 6 años a muchas personas y han demostrado que esta vacuna ha evitado el 97 por ciento de los casos de herpes y el 100 por ciento de los casos de neuralgia posherpética. Asimismo, se ha hecho un estudio en mayores de 70, donde ya tienen inmunosenescencia y ha evitado el 91 de casos de herpes y el 89 de neuralgia:

Nos pone contentos pensar que podemos prevenir, además se han hecho los estudios en pacientes de elevado riesgo, que han tenido trasplante, que tienen problemas hematológicos que tienen problemas de sangre… y ha prevenido el 68 por ciento de herpes y un 87 de neuralgia.

“Son cifras esperanzadoras, nos pone contentos saber que podemos prevenirlo”

La incidencia es una enfermedad muy prevalente, normalmente, aproximadamente, casi un 80 por ciento de la población somos portadores del virus del herpes.

En atención primaria, vemos que la gente que es mayor, tienen herpes con mucha frecuencia, pero la posibilidad de la neuralgia es peor. Tuve un paciente que no había manera humana de controlar el dolor, tenia pluripatología y el resto de dolencias no le importaban, solo le importaba el dolor de la neuralgia posherpética.

P. ¿Cómo cree que será recibida esta vacuna por sus pacientes?

R. Absolutamente de forma positiva, la aceptación va a ser realmente positiva. Respecto a la gente mayor, todo el mundo sabe lo que es el herpes o la culebrilla y tengo pacientes que me preguntan cuándo se pueden poner la vacuna. Yo, personalmente, en cuanto pueda ponérmela, me la pondré.


También te puede interesar: