En España la incidencia de casos graves de gripe en menores de un año es significativa, principalmente en menores de seis meses, acercándose a los datos de la población mayor. Así se desprende del estudio ‘Hospitalizaciones por gripe en menores de un año en España: la importancia de la inmunización materna’, publicado en la revista Human Vaccines & Immunotherapeutics, y que pone de relieve la necesidad de introducir mejoras en las estrategias de prevención.

La gripe presenta un cuadro clínico bastante extenso que causa desde síntomas leves —con aproximadamente 500.000 casos anuales en la población general— a cuadros más graves que requieren ingreso hospitalario y pueden causar la muerte. En todo el mundo, la gripe causa aproximadamente 374.000 hospitalizaciones al año en niños menores de 1 año, de los cuales 228.000 ocurren durante los primeros 6 meses de vida.

La principal estrategia para la prevención de la gripe en los últimos 60 años ha sido la vacunación. Sin embargo, ninguna de las vacunas frente al virus de la gripe disponibles en la actualidad se puede administrar a niños menores de seis meses de edad. “Los niños de esa edad realmente están desprotegidos. Con este hándicap la única forma de protegerlos, cuando son más vulnerables, es vacunando a la madre”, señala Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos.

Carga de la gripe pediátrica

La necesidad de proteger a los menores de 6 meses a través de la inmunización materna queda reflejada en el estudio publicado en Human Vaccines & Immunotherapeutics, el cual ha estimado la carga de gripe en lactantes de hasta 12 meses de edad durante ocho temporadas (2009/10-2016/17) en el sistema sanitario español (SNS).

Durante las ocho temporadas objeto de estudio, se registraron 5.618 ingresos hospitalarios de pacientes menores de 12 meses relacionados con gripe, correspondiendo el 68,6% a menores de seis meses. La tasa de hospitalización para todo el período observado fue de 156,09 ingresos por 100.000 niños menores de 12 meses y la duración media de la hospitalización fue 6,6 días. En total, se produjeron 18 fallecimientos entre los pacientes hospitalizados durante todo el periodo, de los cuales 12 pacientes (66,7%) eran menores de 6 meses.

“La mujer embarazada también se encuentra en una situación de riesgo por problemas derivados de la gestación como son la hipertensión, problemas vasculares, respiratorios e incluso la diabetes estacional”

Ángel Gil de Miguel

Estos resultados reivindican la necesidad de introducir mejoras en las estrategias de prevención. Una mayor cobertura de vacunación en los entornos familiares y, sobre todo, en la mujer embarazada puede contribuir de manera decisiva y efectiva a reducir los casos de hospitalizaciones y muertes.

Además, como recuerda el preventivista, la mujer embarazada también se encuentra en una situación de riesgo por problemas derivados de la gestación como son la hipertensión, problemas vasculares, respiratorios e incluso la diabetes estacional.

 “Con ese planteamiento, las administraciones tomaron hace tiempo la decisión de vacunar a las embarazadas para evitar los riesgos que una gripe puede tener en ellas. Más recientemente, fabricantes de vacunas antigripales han estudiado el traspaso de anticuerpos de la madre al niño”, incide De Miguel.

Por ejemplo, estudios recientes con una vacuna tetravalente ha demostrado su efectividad tanto en la mujer embarazada como en el bebé. Ello ha permitido incluir entre sus indicaciones la protección pasiva de niños menores de seis meses a través de la transferencia de anticuerpos de la madre al niño, tanto durante el embarazo como la lactancia.

“Vacunando a la madre conseguimos una transferencia de anticuerpos hacia los niños y su protección durante esos primeros meses de vida”

Ángel Gil de Miguel

“Vacunando a la madre conseguimos una transferencia de anticuerpos hacia los niños y su protección durante esos primeros meses de vida. Se ha estado vacunando a las madres frente a tosferina para proteger a los niños en los primeros meses de vida. Ahora este efecto se ha comprobado con la gripe, lo que justifica la vacunación en la mujer embarazada”, puntualiza el preventivista.

Así, el Ministerio de Sanidad de España recomienda la vacunación de las mujeres embarazadas por un triple efecto: protección a la madre, al neonato y al lactante durante los primeros meses de vida. A pesar de la recomendación, durante la temporada de vacunación antigripal 2018-2019 solo el 38,5% de las mujeres embarazadas se vacunaron, aumentando la tasa a cerca del 58,9% en la campaña de vacunación 2019-2020.

Inmunización a partir de los seis meses

Los esfuerzos para inmunizar a los niños de entre 6 y 12 meses de edad mediante vacunación directa no han tenido éxito porque en la mayoría de los países occidentales, incluyendo España, las recomendaciones nacionales solo se aplican a aquellos con enfermedades crónicas asociadas y, desde 2019, a los prematuros de 32 semanas de gestación.

“La vacunación antigripal no está recomendada en población infantil, solo en niños que tenga una enfermedad crónica asociada como asma o cardiopatías. Pero solo supone el 1% de los niños”, puntualiza De Miguel.

“En España la autoridad sanitaria no la recomienda porque la gripe en niños suele ser más leve, y la recomendación está centrada fundamentalmente para mayores de 65 años”

Angel Gil de Miguel

En países como Estados Unidos o Japón sí existe esta recomendación. “En España la autoridad sanitaria no la recomienda porque la gripe en niños suele ser más leve, y la recomendación está centrada fundamentalmente para mayores de 65 años (o 60 dependiendo de la CC.AA.) y cualquier persona que tenga una enfermedad crónica asociada indistintamente de su edad”, incide.

Sin embargo, De Miguel recuerda el posicionamiento de la AEP que, al igual que la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera que la vacunación de los niños a partir de los seis meses hasta, al menos, los cinco años tendría un importante impacto en la transmisión del virus gripal y en la disminución de casos y sus complicaciones. De hecho, el último informe de Vigilancia de la gripe en España (temporada 2019-2020), evidencia que, por grupo de edad, la mayor tasa acumulada de casos graves hospitalizados confirmados de gripe (CGHCG) se observó entre los menores de 5 años (52,4 casos por 100.000 habitantes).

Cabe recordar que, respecto a sus efectos en niños, el virus de la gripe tiende a causar otitis, malestar abdominal y, en menor frecuencia, enfermedad grave y la muerte. Según el estudio, durante las ocho temporadas se registraron dieciocho muertes de pacientes hospitalizados. De estos, 12 (66,7%) eran menores de 6 meses. Estos datos sugieren que la edad más crítica son los primeros meses de vida.


También te puede interesar…