“Hay fármacos de nueva generación específicamente diseñados para prevenir la migraña”

Entrevista a Orlando Vergara, director del área de Neurociencias de Novartis

1940

Entrevista a Orlando Vergara, director del área de Neurociencias de Novartis

La compañía Novartis sigue avanzando en su proyecto para reimaginar el área de Neurociencias. Su director, Orlando Vergara, asegura que se trata de pasar del producto hacia una propuesta de valor para mejorar la calidad de vida de las personas en la que el medicamento es un componente más. Así lo explica en esta entrevista.

Pregunta. La pandemia de COVID-19 ha generado grandes “dolores de cabeza”, pero la migraña es mucho más que eso, ¿qué impacto tiene?

Respuesta. Es más que un dolor de cabeza, pero lamentablemente se sigue banalizando esta enfermedad que tiene un origen neurológico. El dolor es solo un componente más. En este contexto de pandemia puede aumentar la frecuencia de las crisis. Estar confinado en casa, sufrir ansiedad, teniendo en cuenta que junto con el estrés  son factores desencadenantes, influye también.

Estamos viviendo una época de gran incertidumbre que genera mucho estrés. Las personas que sufren migraña están viviendo momentos de muchas dificultades, aunque por suerte hay también novedades terapéuticas en el mercado.

Tenemos que abordar la migraña de manera multidisciplinar para mejorar la vida de los pacientes.

P. ¿Los especialistas han percibido ya una mayor demanda de atención por migraña?

R. Se ha visto que hay casos de cefalea y migraña asociados al COVID-19, pero con los datos en la mano habrá que comprobar si se ha traducido en una mayor incidencia, aún no se ha publicado nada.

Sí sabemos que pacientes con COVID-19 han tenido crisis de migraña. Estamos viendo esa conexión, son pacientes que no habían sufrido migrañas antes y que empiezan a sufrir crisis a raíz de la COVID -19.

En estos meses hemos asistido a un auge de la teleconsulta; es bueno porque ayuda a dar continuidad al seguimiento de los pacientes, pero hay tratamientos en otras patologías que se dan en los hospitales que no están llegando.

P. ¿Es posible prevenirla?

R. El primer paso es controlar los factores desencadenantes, como el estrés, respetar los horarios y la rutina, mantener una alimentación saludable, realizar actividad física… Hay una parte de tratamiento no farmacológico que ayuda, pero también hay fármacos de nueva generación, como los anticuerpos monoclonales, que han llegado ya y han sido específicamente diseñados para prevenir la migraña. Hasta hace un año en España era impensable. Se usaban fármacos diseñados para otras patologías.

Hay miles de pacientes que desde entonces se están beneficiando de estos nuevos tratamientos preventivos. También hay tratamientos para la fase aguda o sintomática.

P. ¿Cuál es la principal apuesta de Novartis en este terreno?

R. Hemos apoyado desde la preparación al lanzamiento y seguiremos dando visibilidad a la migraña. Es importante que los pacientes entiendan que existen tratamientos farmacológicos y es el neurólogo quien puede ayudarles, para evitar que se banalice. Vamos a seguir apostando por la migraña en España. Es un área de la Neurología muy importante para nosotros. Estamos creando una gran base de datos, ‘data lake’, en migraña y vamos a seguir apostando por ello.

También hay grandes apuestas en esclerosis múltiple y todos los proyectos de investigación en el área de neurodegenerativas como el alzhéimer.

Tenemos una gran oportunidad: crear la base de datos, ‘data lake’, más grande del mundo y convertir a España en el referente mundial”

P. ¿Qué lugar ocupan las Neurociencias dentro de las áreas estratégicas de la compañía?

R. Novartis tiene cinco franquicias, que son los activos estratégicos de la compañía. Neurociencias es una de ellas. Es una de las prioridades estratégicas de la compañía y lo va a seguir siendo.

Desde Novartis seguimos con el proyecto de Reimaginar las Neurociencias, pasando del producto hacia una propuesta de valor para mejorar la calidad de vida de las personas en la que el fármaco es solo un componente. Tenemos un área de innovación, una de mentorización y una académica con un Neurohouse en el que trabajamos desde hace tiempo.

P. ¿Qué herramientas tecnológicas permiten seguir avanzando en la investigación del cerebro?

R. Nuestros laboratorios de Boston están trabajando con organoides cerebrales, “minicerebros”, que recrean todos los elementos de un cerebro para poder usar determinadas proteínas que nos permitan entender cuál es su funcionamiento. Nos permite acelerar nuestros conocimientos y los programas de I+D, así como la identificación de targets terapéuticos digitales para acelerar el proceso completo.

Cuando hablamos de cerebro humano también hay que entender todo lo que sucede en el plano de la innovación y transformación digital. La industria se está abriendo al ecosistema para incorporar empresas o start ups que trabajan en toda la ruta asistencial.

En migraña, por ejemplo, para recibir un diagnóstico adecuado se puede tardar hasta siete años. Las nuevas tecnologías nos permiten concienciar mejor a los pacientes sobre su sintomatología, hacer que puedan ir al especialista adecuado y que el neurólogo tenga acceso a la innovación terapéutica. El cerebro es muy complejo, la tecnología también lo es, y deben ir de la mano.

P. ¿En qué posición se encuentra España dentro del ámbito de la Neurología?

R. Tenemos una oportunidad  clara. En Neurología España está muy bien posicionado. No veo por qué no puede ser el mejor país del mundo en este terreno. Tiene que ser el país más importante, porque tenemos las mejores mentes, una gran capacidad de innovación y un pluralismo que nos permite tener ideas innovadoras.

P. Con la llegada de la COVID-19 se ha frenado el avance en muchas otras áreas, ¿cómo se ha vivido en Novartis?

R. Tenemos que reconocer en todo el sector que estamos viviendo el momento más importante de colaboración entre público y privado, instituciones, etc. en el área de la salud. Hasta ahora no ha habido un momento histórico de máxima cooperación como este. Se ha demostrado que cooperar es más importante que competir.

Hay enfermedades críticas como las neurodegenerativas donde hay que “coopetir”, cooperar y competir. Tenemos una gran oportunidad aquí. ¿Por qué no podemos crear en esclerosis múltiple el mayor ‘data lake’ a nivel mundial? ¿O en migraña?

Creo que es el futuro y tiene que ser un objetivo estratégico en España. Quien tenga la base de datos más estructurada, quien pueda “coopetir” entre los centros estará más preparado para el futuro. Esa conexión, el big data, ayudarán a posicionar España y a convertirlo en el punto de referencia a nivel mundial.

P. ¿Cómo se completa el pipeline de la compañía?

R. Esclerosis múltiple es una de nuestras principales áreas. Tenemos un producto en el mercado y contamos con lanzar otro en 2021 y otro más en 2022. En migraña estamos apoyando real world evidence con la nueva terapia anti-CGRP(R) en España. En enfermedades neurodegenerativas, seguimos investigando en alzhéimer y otros programas en neurodegeneración. Al mismo tiempo, avanzamos en la atrofia espinal muscular con la terapia génica, un área pediátrica. En esclerosis múltiple también tenemos un fármaco aprobado para la población pediátrica.

En los próximos cinco a siete años tendremos a nivel mundial alrededor de veinte, entre indicaciones y nuevos fármacos, en este área de Neurociencias.