Premios BiC

Los resultados preliminares en diferentes estudios han llevado a los científicos a proponer que los medicamentos antipalúdicos, cloroquina (CQ) e hidroxicloroquina (HCQ), sean usados para tratar pacientes con neumonía derivada del Covid-19. De hecho, este enfoque ya se ha incluido en las guías chinas sobre el abordaje de esta enfermedad.

Ante esta nueva estrategia, La Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR) puntualiza que la administración de estos fármacos debe estar respaldado por una base científica mayor “dada la posible limitación de suministros“.

“¿Es ético proponer CQ y HCQ para prevenir la propagación del Covid-19?”

Por ello, en el estudio ‘Considerar o no los antipalúdicos como una intervención profiláctica en la pandemia de SARS-CoV-2 (Covid-19)’, publicado en la revista Annals of the Rheumatic Diseases, aborda los beneficios y las amenazas de las terapias antipalúdicas durante la epidemia del nuevo coronavirus.

La administración masiva de antipalúdicos es actualmente una medida de control para la malaria

En él, los especialistas recogen los resultados positivos que se han obtenido hasta ahora. Sin embargo, recuerdan que todavía no hay evidencia sólida de ensayos clínicos de que estos medicamentos puedan prevenir la propagación del nuevo virus.

La administración masiva de antipalúdicos es actualmente una medida de control para la malaria. Por tanto, los reumatólgos se preguntan, ¿es ético proponer CQ o HCQ para prevenir la propagación de Covid-19. Así, como, ¿sería razonable considerar los antipalúdicos como profilaxis primaria en sujetos sanos que viven en las regiones de mayor riesgo o, al menos, usarlos en pacientes positivos pero aún asintomáticos?”.

EULAR muestra su preocupación por el desvío de suministros fuera de las personas con enfermedades reumáticas

Ante estas cuestiones, el presidente EULAR, Iain McInnes, expone que es vital aumentar “la base de información sobre el potencial de HCQ / CQ en el tratamiento de Covid-19 para garantizar que su aplicación sea lo más apropiada posible”. Sin embargo, a EULAR le preocupa que el desvío de los suministros de medicamentos fuera de las personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas pueda conducir a resultados adversos para esta importante grupo de pacientes.

La comunidad científica ya se está moviendo hacia el uso preventivo de antipalúdicos

El uso preventivo de antipalúdicos

La seguridad y precio de estos fármacos los convierte en buenos candidatos para programas de tratamiento masivo. Por tanto, a la espera de más datos de apoyo, la comunidad científica ya se está moviendo moviendo hacia el uso preventivo de antipalúdicos.

“Si la profilaxis masiva fuera aceptada, plantearía si hay suficiente suministro de cloroquina e hidroxicloroquina para sustentar este enfoque

Pero, los autores enfatizan que “si la profilaxis masiva fuera aceptada como una opción en todo el mundo, esto plantearía la cuestión de si hay suficiente suministro de cloroquina e hidroxicloroquina para sustentar este enfoque“.

El presidente concluye que “EULAR exige un enfoque equilibrado para garantizar que cumplamos con los imperativos de la pandemia en curso, pero igualmente respeta las necesidades de aquellos que también se benefician del uso de este medicamento”.Asimismo, pide a los fabricantes de estos agentes que aumenten rápidamente la producción para satisfacer la creciente necesidad clínica.

La cloroquina (CQ) e hidroxicloroquina (HCQ) se llevan utilizando desde 1940 en el tratamiento de enfermedades reumáticas autoinmunes

Enfermedades reumáticas

La cloroquina (CQ) e hidroxicloroquina (HCQ) se llevan utilizando desde 1940 en el tratamiento de enfermedades reumáticas autoinmunes. Se trata de fármacos que son seguros y suelen ser bien tolerados en la mayoría de los pacientes,

Los datos de la literatura científica siempre han informado de una baja incidencia de efectos secundarios, generalmente de leves a moderados. 


También te puede interesar…