La salud de la piel ha sido una de las más damnificadas tras la pandemia. “Ha hecho que haya un retraso en el diagnóstico de tumores de piel, por no consultar o por dar prioridad a la COVID-19. Estamos diagnosticando tumores más avanzados de los que veíamos antes de la pandemia”. Así de contundente se ha mostrado Yolanda Gilaberte, vicepresidenta de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) durante la presentación del 49º Congreso de la AEDV que se celebra hasta el 4 de junio en Málaga.

Recuperar la salud del órgano más extenso del cuerpo humano es el objetivo al que se enfrentan los dermatólogos en España en esta fase postpandémica, y sobre lo que debatirán más de 1.800 especialistas durante este encuentro en el que también pondrán en común las últimas novedades científicas. Más de 300 ponentes de hospitales de toda España e internacionales impartirán alrededor de un centenar de sesiones científicas.

La teledermatología está siendo una de las herramientas en las que más se están apoyando los especialistas. “Si desde atención primaria nos mandan una foto de lo que nosotros consideramos un tumor, va a ser operado rápidamente y de esta forma va a ayudar mucho a tratar tumores más precozmente”, ha afirmado Gilaberte. Leandro Martínez, presidente del Congreso de la AEDV, también ha destacado la importancia del uso de la inteligencia artificial en dermatología, afirmando que se trata de “un autentico aliado del profesional que ha llegado para quedarse y que nos permitirá seguir avanzando tanto en el diagnóstico como en el tratamiento”.

Novedades en su programa científico, preocupación por al sarna

Las innovaciones terapéuticas en oncología, tanto en melanoma, el cáncer de piel más agresivo, como en otros tumores ocuparán un espacio importante dentro del Congreso Nacional, pero también tendrán cabida las novedades en dermatología pediátrica, las particularidades del ejercicio de la especialidad en el ámbito rural y las últimas innovaciones estéticas. “Este año hemos asistido al lanzamiento de nuevos fármacos para la dermatitis atópica que, sin duda, ocuparán una parte importante del encuentro”, ha señalado Gilaberte. 

Uno de los aspectos que preocupan a los dermatólogos en este momento es el abordaje del gran número de casos de escabiosis de los últimos dos años.

En este sentido, la sesión “Sarna, ¿qué está pasando” abordará este aumento de la incidencia no sólo en España, sino en otros países de Europa, y analizarán las posibles causas, desde secuelas del confinamiento hasta retrasos en los diagnósticos. También se estudiarán alternativas ante los fracasos terapéuticos constatados por los especialistas.

Según Gilaberte, los trabajos colaborativos que se han iniciado desde la academia por el problema de sarna, concluyen que “desde la pandemia, al quedarnos en casa, esos focos de escabiosis se hicieron recalcitrantes dentro de las familias”. Del motivo del crecimiento de casos, poco se sabe. Lo que tienen claro es que se están volviendo difíciles de tratar, “por eso hemos iniciado cuestionarios que se han pasado a los dermatólogos, vamos a intentar dar solución a un problema acuciante”, ha afirmado.

Según ha señalado la vicepresidenta de la Academia, el causante de la escabiosis es un ácaro que se mete debajo de la piel y el contagio se produce en el piel con piel o compartiendo ropa. Asimismo ha subrayado que los casos de sarna siempre han estado presentes en las consultas, pero de forma poco frecuente. “Lo que pasa es que durante la pandemia, en esas condiciones de estar en casa sin salir, no se sabe si es que se han vuelto más resistentes a los tratamientos que tenemos o si lo que ocurre es que los tratamientos no se hace bien”. Y es que según afirma, es necesario realizar una limpieza exhaustiva, “y eso es difícil hacerlo en un núcleo familiar”. Lo que sí ha dejado claro la dermatóloga, es que no cuentan con datos de incidencia porque la sarna “no es una enfermedad de declaración obligatoria por lo que no sabemos número. Lo que sí sabemos es que ha aumentado la venta de tratamientos contra el escabiosis en las farmacias”.

De acuerdo con los datos de vigilancia epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, los casos de sífilis han experimentado un aumento del 132% en una década.

Otra de las cuestiones que mantienen en jaque a los dermatólogos es el incremento de las infecciones de transmisión sexual (ITS), que también se han multiplicado en los últimos años. De acuerdo con los datos de vigilancia epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, los casos de sífilis han experimentado un aumento del 132 por ciento en una década (de 2009 a 2019, los últimos disponibles, publicados en 2021). En el caso de la enfermedad gonocócica, los casos se han quintuplicado en el mismo período. 

Efectos secundarios de la vacuna de la COVID-19

Según Gilaberte, el programa también contará con una sesión dedicada a los efectos secundarios dermatológicos asociados a las vacunas COVID-19, durante la que presentarán y evaluarán las reacciones vinculadas a estas vacunas.

En este contexto, la vicepresidenta de la AEDV, ha adelantado algunas de las conclusiones sacadas del informe recopilatorio realizado. “Hemos visto que hay determinadas lesiones cutáneas que se asocian a a algunos tipos de vacunas”, así afirma que algunas de estas alteraciones de la piel que han observado son vesiculosas o purpureas locales, “parecidas a las que se producen en la zona de inyección que a veces se reproducen en lesiones similares a las que se daban con la propia COVID-19“.

Jorge Soto además ha añadido otro efecto secundario que han observado vinculado a los implantes de colágeno. Según el presidente de la Fundación Piel Sana, “además de estimular el sistema inmune, las vacunas llevan añadidos que lo estimulan genéricamente, y han manifestado la capacidad de inflamar algunos rellenos”.

Así mismo, Soto ha destacado otro efecto asociado a las vacunas de la COVID-19. “Puede reactivar virus que uno tiene latentes, y así ha pasado con el herpes zoster en algunos casos”, ha apuntado.

Gilaberte, por su parte, ha reconocido que durante las últimas variantes como la Ómicron, “hemos visto menos reacciones cutáneas”.

Un Código Ético propio como garantía de futuro

Rueda de prensa de la presentación del Congreso Nacional de la AEDV.

Junto con las novedades del programa científico Jorge Soto, presidente de la Fundación Piel Sana, se ha referido al nuevo Código Ético y de Buen Gobierno que la Asamblea General de la AEDV, que tienen previsto aprobar durante el congreso en Málaga. “Es una garantía de que su comportamiento y su gobierno seguirán siempre los más altos estándares éticos, con vocación de servir de ejemplo y de inspiración para los académicos, y orientada a promover la integridad en la práctica clínica y en la investigación”, ha informado Soto. La AEDV pone esta herramienta tanto al servicio de los profesionales y de las futuras juntas directivas, como de los pacientes y la población general. 

Con este Código Ético, la Academia se sitúa a la vanguardia de las sociedades científicas en España, e incluye “requisitos a cumplir en las guías de práctica clínica, en la organización y financiación de las actividades formativas, en la captación y asignación de fondos, relaciones con la industria, conflictos de interés, etc. Todo dirigido a mantener el máximo rigor y transparencia en sus actividades”, ha explicado Soto. El presidente de la Fundación Piel Sana, ha insistido en que se trata de un Código “adaptado a los máximos estándares del momento actual para que pueda ser cumplido”, y con el que la Sociedad adquiere un compromiso “en defensa de los intereses del grupo y de la sociedad”.

Una especialidad en auge

Pedro Jaén, Yolanda Gilaberte y Jorge Soto durante la presentación

Durante la presentación del congreso ha quedado constatado que la dermatología es una especialidad en auge. Gilaberte ha recordado que este año 2022, el número 1 en el examen de Formación Sanitaria Especializada (MIR) ha escogido dermatología, siendo la primera especialidad en agotar sus plazas “y entre los primeros expedientes, cerca de un 20 por ciento han elegido nuestra especialidad, que ha sido la más demandada”. Para explicar este fenómeno, ha recordado que “hay muchos dermatólogos españoles que son referentes internacionales en diferentes áreas de la especialidad”.

En este sentido, Pedro Jaén, presidente de la AEDV, ha recordado que en España tan sólo hay 3.000 profesionales de la piel, por lo que ha manifestado que “faltan dermatólogos en nuestro país, no hay suficientes para atender las demandas de salud de la población en todo el territorio nacional tanto en el Sistema Nacional de Salud como en lo privado”. Un problema que, según Jaén, hace que los pacientes se filtren a otros médicos que no son expertos de la piel.


También te puede interesar…