El Centro de Simulación Quirúrgica de la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid ha acogido el VII Curso hands on sobre cadáver de Intervencionismo en Dolor, centrado en los últimos avances en el tratamiento integral del dolor crónico. Una de cada cinco personas en España sufre dolor crónico y un 30 por ciento por ciento de los casos no responde al tratamiento farmacológico, por lo que requiere técnicas intervencionistas, como la neuroestimulación o la radiofrecuencia (RF).

Durante los días 4 y 5 de junio, 60 especialistas han participado en esta formación enfocada al manejo práctico y el entendimiento de la anatomía y la fisiopatología implicada en los mecanismos del dolor. Tras el curso, anestesiólogos especializados en dolor, neurocirujanos y médicos interesados en este ámbito podrán integrar en su práctica clínica novedades en el tratamiento integral del dolor que beneficiarán a sus pacientes, como el DTM, la RF enfriada, la estimulación medular de circuito cerrado o un nuevo sistema de navegación epidural, así como las técnicas de estimulación combinadas de los nuevos sistemas de estimulación medular.

Tres de cada diez personas con dolor crónico no responden a las terapias farmacológicas y requieren neuroestimulación o radiofrecuencia

David Abejón, jefe de Unidad de Dolor del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y Francisco Gómez Armenta, jefe de las unidades de dolor del Hospital San Juan de Dios de Córdoba, dirigen esta actividad formativa, que ya se ha convertido en una cita académica de referencia internacional.

Es el primer curso presencial de estas dimensiones en nuestro país en el campo del dolor que se celebra tras la pandemia y se han tenido muy en cuenta las medidas de prevención, como pruebas de antígenos a los asistentes y control estricto de los aforos. Abejón destaca que “la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco de Vitoriacuenta con cadáveres conservados de tal manera que mantienen la textura, plasticidad y flexibilidad necesarias para entrenarse en este tipo de procedimientos. A este centro se han derivado cursos internacionales que se realizaban en Budapest por la calidad de las instalaciones, el trato y el servicio que ofrecen”.

Los alumnos, divididos en grupos de 5 personas como máximo para garantizar un correcto aprendizaje, pasan por 12 estaciones de ecografía, epiduroscopia, estimulación, RF y disección anatómica. Se hace hincapié en la anatomía y en las modalidades de sutura, algo que para los médicos de especialidades no quirúrgicas puede suponer un reto. “El curso enseña lo que no se encuentra en los libros”, afirma Abejón.

El profesorado está formado por los principales especialistas en dolor de hospitales y universidades de toda España, que también son referentes en el ámbito internacional. “Los profesores de este curso son expertos contrastados que enseñan sus trucos al alumnado a través del trabajo con cadáveres, que es donde mejor se aprende y, además, es un área en la que destacamos en nuestro país”, asegura su director.


También te puede interesar…