Premios BiC
COLABORACIÓN

br

CARMEN M. LÓPEZ Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2019 h |

El acceso a los ensayos clínicos y mejorar la participación de los pacientes es un esfuerzo en el que las sociedades científicas están haciendo hincapié.

En este escenario, la Sociedad de Leucemia y Linfoma (LLS) y la Sociedad Americana de Hematología (ASH) han dado un paso más con el objetivo de conectar a pacientes con tumores hematológicos y agilizar el acceso a los ensayos clínicos. “Hay muchos obstáculos que impiden que los pacientes con cáncer participen en ensayos, incluida la accesibilidad, la proximidad y la elegibilidad”, destacó Gwen Nichols, MD, director médico de LLS. “La baja participación en los ensayos clínicos también puede deberse a que los pacientes y sus médicos simplemente no están al tanto de los ensayos clínicos apropiados”.

De este modo, la colaboración, respaldada por Amgen, facilita un proceso de búsqueda de ensayos más eficiente al permitir que el hematólogo remitente proporcione detalles clínicos clave sobre sus pacientes directamente a los enfermeros navegadores de LLS. Esta información detallada a su vez ayuda a los enfermeros, que son los que llevan a cabo la navegación a través del registro, a adaptar de manera óptima la búsqueda de ensayos que sean más apropiados para los pacientes que se derivan.

“Para muchas personas diagnosticadas con cáncer de sangre, el tiempo es esencial cuando se trata de encontrar un ensayo clínico apropiado”, dijo el presidente de ASH, Roy Silverstein, MD, del Colegio Médico de Wisconsin en Milwaukee. “Al asociarnos con LLS, nuestra esperanza es brindar este servicio a más personas y al mismo tiempo reducir el tiempo de espera de un paciente para entrar a un ensayo”.

Será en enero cuando ASH de acceso gratuito al Centro de Soporte de Ensayos Clínicos a los médicos de Estados Unidos y Canadá. Gracias a la experiencia de estos enfermeros, aseguran, es posible trabajar de manera individualizada con los pacientes para identificar cuál es el ensayo clínico más apropiado según su diagnóstico, su estado de salud general, o la capacidad de viajar para recibir tratamiento.

Antes de lanzar esta colaboración, ambas instituciones llevaron a cabo una prueba piloto de seis meses. Los datos mostraron que el servicio fue muy valorado por los hematológicos. “Este programa ha sido fundamental para lograr que tres de mis pacientes se sometan a ensayos de inmunoterapia”, destacó Jennifer Holter-Chakrabarty, MD, oncohematóloga de OU Medicine en Oklahoma City. “Sin esta ayuda, mis pacientes y yo habríamos tenido que llamar a numerosos ensayos clínicos para verificar el estado, lo que, francamente, habría desperdiciado mucho tiempo. Creo que el programa permite a los miembros de ASH enfocar sus esfuerzos de manera eficiente y efectiva. Da a las familias la tranquilidad de saber que han buscado la mejor ciencia de punta posible para ellos y sus familias”, acotó.


Esta colaboración facilita un proceso de búsqueda de EE.CC. por parte de los enfermeros