La ‘tormenta perfecta’ de virus respiratorios que viene produciéndose en las últimas semanas está haciendo que se vivan situaciones complejas por la convivencia de enfermedades de esta índole. La epidemia de casos por el virus respiratorio sincitial (VRS) en los más pequeños se une a una coincidencia en el tiempo con el de la gripe y el SARS-CoV-2, que también experimenta una etapa de alza. Ahora, el salto del primero de estos a los adultos mayores está provocando un nuevo escenario. No en vano, las tasas de hospitalización por infecciones de VRS, además de la gripe, están incrementando.

Así lo reflejan los últimos informes del Sistema de Vigilancia de Infección Respiratoria Agudas, publicado por el Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Sanidad. Este documento, que acota el último período analizado, observa una tendencia a la estabilización de las hospitalizaciones por VRS en menores de 5 años, mientras que aumentan en mayores de 79 años.

“En la semana 47/2022 la tasa de hospitalización por infección por VRS se sitúa en 8,4 casos por 100.000 habitantes (8,1 casos por 100.0000 habitantes en la semana previa). Por grupos de edad, las mayores tasas de hospitalización se observan en el grupo de 0-4 años (105,1 casos por 100.000 h), que disminuye ligeramente esta semana, seguido del grupo de 79 o más años (29,6 casos/100.000 h.) en los que aumenta significativamente esta semana”, detalla el informe.

“Cuando una persona mayor tiene una enfermedad cardíaca, pulmonar, etc. que le predisponga, se puede ver bastante afectada”

Jaime Rodríguez, del Grupo Vacunas e infecciones de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)

“El VRS afecta a gente que tiene inmunidad baja: esto es, a niños y gente mayor”, explica Jaime Rodríguez, del Grupo Vacunas e infecciones de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). “Cuando una persona mayor tiene una enfermedad cardíaca, pulmonar, etc. que le predisponga, sí que se puede ver bastante afectada” abunda el experto.

Según señala a esta publicación los datos que manejan en Estados Unidos sobre esta situación apuntan que existe un grupo amplio de esta población que requiere hospitalización y que acaba falleciendo como consecuencia. Sin embargo, apunta a que “la mayor parte de los casos, que suelen tener poca afección, como un catarro o una rinorrea, muchas veces no se suele llegar a saber que este virus es el causante“. 

Precisamente Rodríguez apunta a la actual coincidencia de infecciones respiratorias, de las cuales “seguramente muchas pueden ser debidas a este virus. Estamos en época de infección viral tras infección viral y la gente mayor es más proclive a tener complicaciones”. 


También te puede interesar…