Ricardo Blanco.

Esperanzadora. Esa es la palabra con la que define la situación actual de investigación y terapias frente al lupus el jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Ricardo Blanco.

A pesar de estas perspectivas esperanzadoras, el especialista asegura que también se enfrentan a ciertas dificultades. “Varios tratamientos que se creían serían eficaces en la fase de ensayo clínico inicial se han suspendido porque no se ha observado suficiente eficacia en la fase definitiva o fase 3”, explica.

Esta es una desventaja que Blanco comparte refiriéndose a que, concretamente en esta patología, o bien la selección de los pacientes, el diseño del estudio o los índices de eficacia del estudio “no se cree que sean los más adecuados”. “Ha habido determinados fármacos, por ejemplo, el rituximab, que en dos ensayos fase 3 no han demostrado eficacia, pero, sin embargo, se utiliza y se recomienda de forma universal en las distintas guías de tratamiento del lupus”, afirma Blanco.

“Tenemos un problema: los índices de evaluación de eficacia de los nuevos fármacos probablemente no sean los más adecuados”, señala el especialista.

A pesar de ello, hay gran variedad de fármacos en desarrollo clínico, desde fármacos biológicos, hasta sintéticos dirigidos. Blanco añade además que, en los próximos años, “es previsible que dispongamos de nuevos fármacos autorizados”.

CAR-T para lupus

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla es uno de los primeros hospitales de España que ha sido seleccionado para el tratamiento con CAR-T en lupus como parte de un ensayo clínico. Este ensayo, que según asegura Blanco se encuentra en trámites administrativos, se calcula que comience este verano de 2023. 

“Es un tratamiento muy esperanzador”, señala el jede de reumatología, y añade que se ha publicado recientemente en New England este tratamiento de terapia celular en pacientes con lupus grave y refractarios a varios tratamientos que han conseguido “entrar en remisión clínica y con un muy buen perfil de seguridad”.

Blanco asegura que “tratar con linfocitos T” es un “gran avance” para la medicina, inicialmente en la onco-hematología. “Es algo realmente esperanzador poder utilizar este tipo de terapias, sobre todo para los pacientes con lupus que han sido refractarios a los tratamientos de los que actualmente disponemos”, asegura.

Lupus, candidato idóneo para el ensayo clínico

El lupus, explica Blanco, “no es una patología excepcional”. La Sociedad Española de reumatología calcula que afecta a 2 de cada 1.000 personas, y se calcula que puede haber unos 80.000 pacientes en España.

En cambio, señala el responsable de reumatología, el número de tratamientos autorizados que hay en la actualidad “es limitado”. Además, Blanco añade que en los ensayos clínicos, “muchos fármacos se han caído en fase 3, cosa que no ha ocurrido con otras patologías”. “Por lo tanto, se pueden agotar relativamente pronto el número de tratamientos que hay autorizados”, recalca.

A pesar de esto, Blanco asegura que la inversión que ha habido en investigación farmacológica en lupus ha sido “muy importante”. “El problema que ha habido es que, por la razón que sea, fármacos que parecía que iban a funcionar, ha habido que suspenderlos”, lamenta.

El especialista recalca que el problema no es que no se haya investigado, de hecho, sólo en su servicio, tienen activos seis ensayos clínicos en lupus en el momento actual.

“Es una de las enfermedades reumatológicas que más se está investigando en busca de nuevos fármacos”, señala el especialista. 

Premio BIC 2022

El servicio de Reumatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, fue premiado en la última edición de los Premios BiC como mejor Servicio de reumatología de España. Galardón que significó, según asegura el responsable del servicio, “un reconocimiento para todos los miembros del servicio y para todo el hospital”, ya que los servicios con los que se relacionan “son trascendentales, como es el servicio de inmunología, de anatomía patológica, radiología o los servicios clínicos”.

Por último, el responsable de Reumatología recalca que las autoridades sanitarias de Cantabria y la dirección del hospital “siempre han apoyado al servicio de reumatología y especialmente a los pacientes”.

“Ambas instituciones han provisto al hospital de los tratamientos más novedosos, sin recortes presupuestarios, y esta situación no ocurre en otras comunidades autónomas españolas”, asegura Blanco, y añade que tanto la Consejería de Sanidad de Cantabria como la dirección del hospital “siempre han apoyado la innovación terapéutica al tratar a los enfermos, siendo muy especialmente así en el caso de lupus eritematoso”.


También te puede interesar…