Premios BiC 2020

E.M.C.

Madir

| viernes, 13 de diciembre de 2019 h |

Trabajo en red. Es la respuesta a buena parte de los desafíos que plantea la oncología de precisión y un mensaje que planea en el ambiente en cada foro de debate que se organiza sobre este asunto. El más reciente se ha celebrado esta semana en Valencia, y ha sido organizado por la Fundación Universidad Francisco de Vitoria, bajo la dirección científica de Carlos Camps, jefe del Servicio de Oncología del Hospital General de Valencia.

En declaraciones a GM, el experto explica que el planteamiento inicial es que los avances en los tratamientos por la tecnificación y el diagnóstico molecular ha cambiado por completo el planteamiento en este terreno. “Los tratamientos cada día son más complejos y los pacientes demandan una asistencia de calidad que se basa en ofrecer un tratamiento específico en cada caso”, recuerda. A partir de ahí, Camps defiende la necesidad de que todos los pacientes tengan acceso a esta nueva oncología, “una oncología de máxima calidad basada en el acceso a las mejores drogas a partir de un diagnóstico que se establece en función de la clasificación de la enfermedad”, sentencia.

Además, en el contexto actual, la organización de los hospitales hace que cada centro funcione de forma un tanto independiente y no exista, en la práctica, una coordinación más allá de lo que cada hospital puede hacer. Sobre este análisis, la conclusión principal que se ha puesto de manifiesto en la jornada es que “necesitamos una organización como la que existe en otros países, basada en redes”. Las redes, continúa, suponen “una nueva forma de entender el trabajo en equipo”. En palabras de Camps, no se trata de centralizar los casos raros en hospitales concretos, sino de hacer que los ciudadanos dispongan del 100 por cien de los recursos necesarios para tener la mejor asistencia sanitaria. “Estos recursos no es que sean insuficientes, pero no pueden estar en todos los centros, por eso estamos obligados a trabajar en equipo y a ayudarnos”, subraya.

El experto matiza que se trata de un trabajo en equipo en el que “no hay jerarquización, sino colaboración en un plano de igualdad donde cada uno pone los recursos de los que dispone al servicio de todos los centros”.

El trabajo en red también da respuesta a las necesidades en materia de investigación clínica: “aquí es donde saldrán siempre las mejores soluciones posibles. Se trata de compartir y colaborar en la investigación en los ensayos clínicos”, apunta. En este sentido, Camps anuncia novedades interesantes en la Comunidad Valenciana en breve. Asegura que los profesionales están dispuestos a ponerse manos a la obra y que la propia consellería apoya esta forma de trabajo.

El especialista es consciente de que se abre un periodo de tiempo en el que los caminos que tendremos que utilizar no se parecen en nada a los que ya hemos pisado. “Tenemos que ser valientes generosos y caminar por esos caminos para no quedarnos atrás”, sentencia.

Camps cita como ejemplo su experiencia en cáncer de pulmón. “El cáncer se subdivide en entidades moleculares con una incidencia de entre el uno y el tres por ciento. Si no trabajamos en equipo, es imposible incluir una n alta. Esto exige una nueva forma de organizarse, al margen de que también se busquen nuevos tipos de ensayos desde el punto de vista metodológico”, conluye.