Premios BiC 2020
GM Barcelona | lunes, 16 de enero de 2017 h |

El cáncer de pulmón, a pesar de los avances de los tratamientos quimioterápicos, continúa siendo la causa más frecuente de muerte por cáncer en el mundo, con una tasa de supervivencia a los 5 años de aproximadamente el 16 por ciento. Uno de los factores más influyentes para la aparición del cáncer de pulmón es el tabaquismo, y poco a poco se van vislumbrando los mecanismos que hacen que fumar favorezca el cáncer de pulmón. Uno de ellos parece ser la modificación química del genoma producida por el consumo de tabaco que podría alterar la regulación de los elementos genéticos móviles.

En este sentido, recientemente se ha publicado el artículo “La influencia del tabaquismo en los elementos genéticos móviles” en la revista Prevención del Tabaquismo del Área de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). “Esta investigación demuestra que muchos compuestos que aparecen en el tabaco ejercen una acción directa sobre los elementos móviles del ADN, y que estos a su vez intervienen tanto en el origen del cáncer como, especialmente, en su evolución”, asegura Macarena Arroyo Varela, neumóloga y miembro de Separ. “Tanto en el cáncer como tras la respuesta a la exposición de productos tóxicos, se ha observado una clara hipometilación de los elementos LINE L1 y de los SINE Alu”, añade.