“El principal reto que debemos afrontar es el manejo de los embarazos en edades tardías”

Entrevista a Jose Eduardo Arjona, presidente del Comité Organizador del 37 Congreso de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia

131

Cerca de 2.000 ginecólogos, obstetras y otros expertos e investigadores de toda España se reunieron en el 37 Congreso de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). La cita presentó las últimas novedades y avances en el ámbito de la Ginecología y Obstetricia en España. En este sentido, José Eduardo Arjona, presidente del Comité Organizador del 37 Congreso de la SEGO ha desgranado para GM los principales avances científicos presentados, así como los retos y las necesidades que tiene la especialidad. El especialista destacó el gran número de publicaciones del congreso, con más de 170 comunicaciones científicas y, además, se premiaron 50 trabajos de investigación. El evento puso el foco en el envejecimiento de las mujeres, las posibilidades que otorga la genética y la incidencia de la obesidad, además de avances científicos tan disruptivos como el trasplante de útero o la utilización de una placenta artificial.

El 37 Congreso de la SEGO puso el foco en el envejecimiento de las mujeres, la genética y la incidencia de la obesidad

Arjona remarcó que cada vez hay menos embarazos en mujeres por debajo de los 35 años y más en mujeres comprendidas entre 40 y 45 años, por lo que el papel del especialista cobra más relevancia, ya que debe de asesorar bien a las mujeres para que sepan los riesgos que conlleva el embarazo a esa edad. Además, el especialista señaló que la genética va a ir ganando peso progresivamente, sobre todo el diagnóstico genético. “El diagnóstico genético va a permitir identificar las alteraciones genéticas que inducen al cáncer, lo que nos permitirá hacer tratamientos personalizados“. Asimismo, ensalzó su aplicación para la detección de las enfermedades prenatales gracias a la capacidad de secuenciación de todo el genoma humano.

La obesidad en el embarazo

Del mismo modo, el profesional hizo hincapié en la importancia del control de la obesidad, ya que “esta enfermedad es uno de los factores que más complica el embarazo, dificultando la cirugía tanto en el pre como en el postoperatorio e incrementando las complicaciones de las gestantes como pueden ser: diabetes, hipertensión, desprendimiento de placenta, parto prematuro etc.” En este sentido, el especialista subrayó los avances en las cirugías mínimamente invasivas sobre todo en cánceres de mama y endometrio, así como el tratamiento de los miomas con radiofrecuencia, “que está dando muy buenos resultados en cuanto a la disminución del volumen, sin necesidad de realizar ningún tipo de cirugía”, incidió el ginecólogo.

El tratamiento de los miomas con radiofrecuencia está dando muy buenos resultados y evita la necesidad de pasar por el quirófano

Por otro lado, en el Congreso se puso de manifiesto que el trasplante de útero es una realidad, “aunque está en fase experimental en España”, matizó Arjona. No obstante, es una alternativa real a mujeres que tienen una patología endometrial que les imposibilita el embarazo. De hecho, ya ha habido casos de éxito en España, y así lo explicó Francisco Carmona, jefe del servicio de Ginecología del Hospital Clinic de Barcelona. Asimismo, la placenta artificial da una alternativa para aquellos casos de fetos prematuros asegurando su supervivencia y sin comorbilidades.

Retos

Por tanto, en palabras de especialista este nuevo panorama pone sobre la mesa una serie de retos y necesidades que la especialidad debe de hacer frente: humanización, manejo de la menopausia, el embarazo en edades más tardías y la irrupción de las vacunas. En primer lugar, la humanización está ganando mucho peso con la aparición de la cesárea por vínculo que permite que no desaparezca el vínculo entre la madre y el feto. Tras la cesárea se pone en contacto piel con piel a la madre con el feto, además se permite la entrada del padre, “lo que favorece el vínculo”. En cuanto al manejo de la menopausia “los retos radican en eliminar los mitos que rondan en torno a la terapia hormonal sustitutiva. Claramente, mejoran la calidad de vida de las mujeres y, en especial, para aquellas mujeres que presentan una menopausia precoz”, sentenció Arjona.

El 80 por ciento de los cánceres de cérvix están originados por el VPH

Asimismo, el especialista destacó que uno de los grandes retos es el manejo del embarazo en edades tardías. “Este tipo de mujeres normalmente tienen una mala capacidad ovacitaria, por lo que tenemos que trabajar en mejorar la calidad de sus óvulos. Además de dotar de un control adecuado para minimizar lo máximo posible las complicaciones”. Por otro lado, la irrupción de las vacunas, “permitirá eliminar el Virus del Papiloma Humano (VPH) y, por tanto, erradicar el cáncer de cérvix. El 80 por ciento de los cánceres de cérvix están originados por el VPH”, aseveró Arjona. De hecho, el ginecólogo apuntó que se está viendo una reducción drástica de su incidencia de este tipo de cáncer y de toda patología asociada al virus del VPH.


También te puede interesar…