La Sección de Radiología de Urgencias del Servicio de Radiología del Hospital La Paz, con la colaboración de especialistas en medicina espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA), investigadores del grupo de Física Nuclear de la Universidad Complutense de Madrid y la tecnología de la multinacional GMV han trabajado conjuntamente para poner en marcha el proyecto ALISSE.

Este proyecto tiene como objetivo el desarrollo de una tecnología de inteligencia artificial basada en un aprendizaje profundo, que guíe y asista a los astronautas en la adquisición de imágenes de ultrasonido de alta calidad diagnóstica de los diferentes órganos afectados, debido a las condiciones de los viajes espaciales tripulados. Gracias a la toma de estas imágenes, el personal médico podrá identificar, de manera remota desde la Tierra las afecciones que pudieran sufrir los astronautas en una etapa temprana y así, poder poner remedio para evitar su avance.

Los astronautas son profesionales que gozan de buena salud. Sin embargo, el espacio es un entorno muy hostil para el cuerpo humano. La falta de gravedad condiciona una pérdida de masa ósea y muscular, deterioro de la función hepática y aumenta la probabilidad de formar cálculos en el riñón, trombos, el ojo se vuelve hipermétrope, etc. La radiación cósmica tiene también un impacto muy negativo en el bazo, en el sistema inmunológico y el corazón.

El equipo de Radiología de Urgencias del hospital ha llevado a cabo la sistematización de imágenes de ecografía para que el sistema de inteligencia artificial las aprenda y sea capaz de diferenciar lo normal de lo patológico. Estas imágenes se han etiquetado en función de los órganos diana seleccionados -riñón, vejiga, músculo, sistema venoso profundo, corazón y ojo-, teniendo en cuenta las patologías más frecuentes relacionadas con la microgravedad.

Algunas de estas enfermedades pueden ser la descalcificación, que provoca cálculos renales; las trombosis venosas en localizaciones atípicas, como las yugulares, ya que esas venas no están preparadas para el retorno de la sangre como las de las piernas; los problemas musculares estudiando cómo es la masa muscular normal, y el aumento de la presión intracraneal.

El papel del Hospital La Paz ha sido clave para el desarrollo del sistema de imagen médica de las futuras misiones de la Agencia Espacial Europea. El sistema ALISSE ayudará a realizar los estudios de imagen ecográfica de acuerdo con los protocolos de cada órgano, y a guiar en tiempo real a cualquier miembro de la tripulación con conocimientos básicos en la adquisición de imágenes ecográficas. Por ejemplo, para el análisis de un riñón inflamado que puede «crecer» en tamaño por un cálculo, el sistema sugerirá cómo colocar la sonda, y detectará cuando la imagen tomada en tiempo real por el equipo de ultrasonidos se corresponde con un plano diagnóstico. De esta forma, será posible visualizar al mismo tiempo los planos de corte adquiridos, con los de referencia y comparar la evolución del órgano afectado.


También te puede interesar…