Investigadores del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras de Barcelona han desarrollado una terapia celular para un tipo de leucemia que actualmente tiene muy pocas opciones de tratamiento.

Esta terapia STAb (acrónimo inglés que significa puñalada y se obtiene de Secreting a targeting bispecific T-cell engager Antibody) se basa en células STAb-T y está diseñadas para ‘apuñalar’ al cáncer.

La nueva inmunoterapia celular podría usarse para el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda de células T (LLA-T) en aquellos pacientes en los que la quimioterapia o el trasplante de médula ósea no haya funcionado.

STAb-T

La terapia STAb-T es una evolución de las terapias CAR-T que actualmente están revolucionando el tratamiento del cáncer. Estas terapias CAR-T se basan en la modificación de las propias células inmunitarias del paciente, los linfocitos T, para que sean capaces de expresar receptores quiméricos artificiales que reconozcan y eliminen las células tumorales. La nueva terapia se trata de una evolución de las CAR-T contra el cáncer, en las que las células del sistema inmunitario son modificadas en el laboratorio para que reconozcan a las células tumorales y las destruyan.

La ventaja de la terapia STAb sobre la terapia CAR-T es que, mientras que en esta última la célula T expresa un receptor con un anticuerpo monoespecífico capaz de reconocer un objetivo en el tumor; la terapia con STAb se basa en la secreción de un tipo especial de anticuerpo biespecífico que puede reconocer dos objetivos, uno en la célula tumoral y otro en la célula T. De esta forma, los anticuerpos biespecíficos crean una especie de puente artificial que pone en contacto las células T terapéuticas con las células tumorales, facilitando la eliminación de estas últimas y manteniendo seguras las células T sanas. Además esta estrategia de tratamiento puede ser aplicable a múltiples tipos de cáncer y algunas de estas modalidades están en desarrollo clínico.

Esta distinción es esencial para tratar la leucemia linfoblástica aguda de células T. En el caso de la Leucemia Linfoblástica Aguda de Células B (LLA-B), las células CAR-T reconocen una única diana y destruyen tanto las células B enfermas como las sanas, aunque estos pacientes pueden llevar una vida normal gracias al aporte regular de inmunoglobulinas -anticuerpos – obtenido de donantes sanos.

En la leucemia linfoblástica aguda de células T es más difícil aplicar la terapia CAR-T, ya que las células que se utilizan para combatir el tumor -los linfocitos T- son las mismas que están enfermas y su uso puede conducir a un estado de inmunodeficiencia incompatible con la vida. Además, no existe una terapia de reemplazo disponible, como es el caso de las leucemias de células B.

La leucemia linfoblástica aguda de células T es un tipo de leucemia rápidamente progresiva que resulta de la proliferación anormal de linfoblastos de células T (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea y la sangre. Es una enfermedad denominada rara que representa aproximadamente el 10-15 por ciento de todas las leucemias agudas diagnosticadas en niños y el 20-25 por ciento de las que afectan a adultos. En total, cada año se detectan en España unos 100 casos.

Innovación en el Hospital 12 de Octubre

La terapia STAb-T para el tratamiento de la LLA-T fue creada por la Unidad Mixta de Investigación Clínica en Inmunoterapia Oncológica del Hospital Universitario 12 de Octubre y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). La unidad ha estado liderada por Luis Álvarez-Vallina y el equipo del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras: Pablo Menéndez y Diego Sánchez-Martínez. Esta terapia podría ser una mejora sobre CAR-T, especialmente en pacientes en recaída con un número reducido de linfocitos T normales.

“Es necesario desarrollar estrategias dirigidas a dianas muy específicas de cada enfermedad y adaptarlas a cada paciente”

Luis Álvarez-Vallina, investigador en el Hospital Universitario 12 de Octubre.

En el artículo publicado en el Journal for Immunotherapy of Cancer: “Tratamiento preclínico eficiente de la leucemia linfoblástica aguda de células corticales T con linfocitos T que secretan activadores de células T anti-CD1a” los investigadores Anaïs Jiménez-Reinoso, Néstor Tirado y otros miembros del equipo, han demostrado que las células STAb-T funcionan de manera muy eficiente tanto en modelos animales in vitro como en vivo. Actualmente se están considerando diferentes opciones para llevar esta terapia a ensayos clínicos.

Las estrategias de inmunoterapia y las terapias celulares adoptivas a día de hoy benefician a pocos pacientes. “Es necesario desarrollar estrategias dirigidas a dianas muy específicas de cada enfermedad y adaptarlas a cada paciente”, explica Álvarez-Vallina. En su opinión, “el futuro de la investigación en cáncer y leucemia pasa por la creación de terapias personalizadas que den opciones a todos aquellos que hoy en día no encuentran alternativa a las terapias convencionales y la terapia STAb-T va por ese camino”.

Álvarez-Vallina concluye: “En el caso de CAR-T, muchos hospitales son como un centro de producción de la terapia. En cuanto a las células STAb-T, se trata de una terapia completamente nueva que ha surgido en el Hospital Universitario 12 de Octubre y supone una innovación en el campo de las terapias celulares”.


También te puede interesar…