La revista European Heart Journal se ha hecho eco de los resultados del ensayo Clorotic, liderado por la SEMI. El estudio ha demostrado que la combinación de el diurético de asa y el tiazídico, frente a sólo el diurético de asa, es una estrategia útil para mejorar la congestión de los pacientes por insuficiencia cardiaca (IC) aguda con resistencia a diuréticos de asa.  

Es un ensayo prospectivo, doble ciego, controlado con placebo, que incluyó pacientes con IC aguda aleatorizados para recibir Hidroclorotiazida o placebo además de un régimen de furosemida intravenosa. Los criterios de valoración co-primarios fueron los cambios en el peso corporal y la disnea 72 horas después de la aleatorización. Los resultados secundarios incluyeron métricas de respuesta diurética y mortalidad/re-hospitalizaciones a los 30 y 90 días. También se evaluaron los resultados de seguridad (cambios en la función renal y/o electrolitos). Se aleatorizaron 230 pacientes (100 mujeres/130 hombres).

Este estudio es el primer ensayo clínico independiente en el que han participado investigadores de 26 hospitales de toda España. “Aún tiene más merito haber obtenido estos resultados tan satisfactorios sin haber tenido la relación con la industria farmacéutica”, ha subrayado Joan Carles Trullas, médico internista y primer firmante del estudio Clorotic. Además, ha añadido que es probable que se cambien las guías de la práctica clínica del tratamiento de la IC.

El ensayo clínico ha sido diseñado y llevado a cabo por miembros del grupo de trabajo de IC y fibrilación articular (Icyfa) de SEMI, y fue presentado en el 43º Congreso Nacional de la SEMI El objetivo principal del estudio es ver si la combinación de dos diuréticos (asa y tiazídico) frente al diurético de asa mejora la congestión en pacientes con IC aguda.

Guías de práctica clínica

Actualmente, las guías de práctica clínica europeas recomiendan en esta situación la combinación de tiazidas con diuréticos de asa. Sin embargo, esta estrategia se basaba en recomendaciones de expertos, con escasa evidencia científica que lo avalara. Ahora, los resultados del Clorotic demuestran, precisamente, que “la asociación de tiazidas al tratamiento de base con diuréticos de asa mejora, −como se ha apuntado con anterioridad− la respuesta diurética con un buen perfil de seguridad; aumentando la diuresis, pero no los efectos adversos”. Los resultados del Clorotic completan la evidencia actual sobre la estrategia diurética combinada. Recientemente otros estudios como Advor o Athenea han investigado el uso de acetazolamida y espironolactona, respectivamente.

El ensayo pretende responder preguntas de la vida real de la práctica clínica y que “va a ser realmente útil para la práctica clínica“. Además, Trullas ha destacado el trabajado realizado “nos ha costado 8 años largos de trabajo y ha sido un gran éxito. Es un ensayo que responde a preguntas prácticas de nuestro día a día”.

En palabras de los internistas impulsores del ensayo “este importante estudio de SEMI demuestra la capacidad de la Medicina Interna española de llevar a cabo investigación independiente de la máxima calidad, a pesar de las enormes dificultades que supone un reto científico de estas características”.


También te puede interesar…