“El estudio que evalúa enfortumab vedotin-ejfv, es muy potente; es muy factible que la terapia se apruebe en los próximos meses”

Entrevista con Daniel castellano, oncólogo en el Hospital 12 de octubre de Madrid

89

Las compañías Astellas Pharma y Seattle Genetics han anunciado la detención del ensayo EV-301, en Fase III, que evalúa la eficacia y supervivencia de enfortumab vedotin-ejfv frente al tratamiento con quimioterapia en pacientes adultos con cáncer urotelial metastásico o localmente avanzado que han recibido previamente quimioterapia basada en platinos y un inhibidor de PD-1/L1. Daniel Castellano, oncólogo en Hospital 12 de octubre de Madrid, explica qué ventajas puede aportar a los pacientes este fármaco respecto a otros similares para esta indicación.

Pregunta. ¿Qué datos del estudio con enfortumab vedotin han motivado la detención del mismo?

Respuesta. Es un estudio en Fase III randomizado que compara este fármaco nuevo en pacientes con cáncer de vejiga avanzado que han fallado a una línea previa con quimio y al menos inmunoterapia. Tiene a favor cosas que hoy en día no tenemos un tratamiento estandarizado en este escenario y evidentemente eso estimula mucho que tengamos nuevos fármacos para ofrecer a estos pacientes.
Respecto al objetivo primario que es la supervivencia global (SG) hay una reducción del 30 por ciento del riesgo de muerte respecto a líneas terapéuticas anteriores, que en este caso eran la quimioterapia administrada de acuerdo a la selección por el investigador, que podía ser Vinflumina o Taxano, dependiendo de lo que esté aprobado en cada centro.

P. ¿Cuáles son las ventajas que aporta este tratamiento respecto a los anteriores que había a los pacientes con cáncer urotelial metastásico o localmente avanzado que han recibido tratamiento previo?

R. Tiene una tasa de respuesta mayor respecto a la quimioterapia estándar del 30 por ciento, lo que es bastante más alto que el tratamiento de quimioterapia estándar. También reporta una supervivencia libre de progresión mayor, con casi un 40 por ciento menos del riesgo de progresión a favor del nuevo fármaco. Entre las ventajas también se encuentran que es un fármaco de una nueva línea terapéutica, de los denominados anticuerpos monoclonales conjugados; existe una línea en desarrollo de varios de estos anticuerpos, algunos ya aprobados en otros tumores, y este el primero que llega hasta el cáncer de vejiga. Tiene la ventaja que al ser un anticuerpo conjugado, una de las partes de este va dirigida contra un receptor de la membrana que se llama nectina-4, el cual está muy estresado o altamente estresado en cáncer de vejiga. Así, este actúa casi como un fármaco dirigido.

P. ¿Cuáles son los datos relativos a los efectos adversos de esta terapia?

R. Obviamente no hay que olvidar que es un fármaco en el que la otra parte de la molécula que lleva pegada al anticuerpo es casi un quimioterápico, por lo que evidentemente se le asocian efectos adversos. Dentro de estos, hay que controlar las hiperglucemias y algunas alteraciones de los niveles de azúcar. También se ha reportado un poco de pérdida de apetito, pero dentro de lo establecido para estos fármacos, y en algún caso también se han registrado alteraciones como neuropatías periféricas que ya se habían visto con otros fármacos.

Hay que estar atentos a estos efectos adversos, pero el estudio de los efectos adversos complicados, los de grados 3-4 es bajo, de alrededor del 5 por ciento. De todas formas, tendremos que verlo cuando se comunique concretamente el porcentaje de cada uno en función del riesgo.

P. ¿Hay algún grupo poblacional o alguna enfermedad previa de los pacientes que pueda repercutir en la eficacia y seguridad de enfortumab vedotin?

Sí, se hacen controles en los estudios randomizados con grupos en los que hay que tener cuidado. Estos, se registran específicamente respecto a este fármaco y para pacientes con antecedentes previos se hacen ciertas recomendaciones, como puede ser en este caso para mujeres embarazadas. Pero tampoco es una condición sine qua non que se tenga para restringir la administración de este tratamiento.

P. Una vez se cuenta con estos datos positivos sobre el fármaco, ¿cuáles son los siguientes pasos a dar?

R. El fármaco ya cuenta una aprobación temprana por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, que en general ha establecido una política muy reciente de hacer aprobaciones aceleradas. Esto se aplica a algunos fármacos nuevos que tienen estudios de Fase II muy potentes, u otros datos que lo impulsan. Así ha ocurrido también con enfortumab vedotin. Por ello, con los datos obtenidos en Fase III se realiza una solicitud de aprobación por la FDA y se espera que también para la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés).

El estudio EV-301 en base al que se han obtenido estos datos, es muy potente, así que evidentemente es muy factible que la terapia tenga su aprobación en los próximos meses. También incluso que en poco tiempo la Agencia Española del Medicamento y el Producto Sanitario (Aemps) y nosotros comencemos a hacer los trámites correspondientes para su aprobación en España.