El 80% de los pacientes con enfermedad grave por COVID-19 tenían obesidad

Desde la SEEDO insisten en mantener un peso sano no solo supone estar libre de enfermedad, sino que favorece el control de las infecciones o padecerlas de forma más leve,